Nuevos documentos de ICE confirman abusos a inmigrantes en centro de detención en Georgia

Dos mujeres inmigrantes se sientan en su celda en el ala de mujeres de un centro de detención para inmigrantes.John Moore/Getty Images

 

Nuevos documentos del Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE, en inglés) obtenidos por una organización confirman abusos a inmigrantes en el centro de detención de Irwin en Georgia. 

Por Noticias Telemundo 

La organización Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (Citizens for Responsibility and Ethics in Washington, o CREW) asegura en este nuevo informe publicado el jueves que ICE no supervisó adecuadamente los protocolos de consentimiento informado utilizados por el médico acusado de realizar procedimientos no consensuados a mujeres detenidas en las instalaciones ubicadas en Georgia.

Este centro ya se encuentra bajo investigación del Gobierno tras las denuncias de procedimientos ginecológicos cuestionables, como esterilizaciones forzadas, presentadas a finales del año pasado.

La organización exige una indemnización para las mujeres que fueron sometidas a dichos procedimientos ginecológicos.

El informe también resalta otros antiguos problemas y fallos sistemáticos de supervisión que actualmente son objeto de varias investigaciones federales a este centro.

Durante años, los defensores de los inmigrantes han planteado su preocupación por el maltrato que sufren los inmigrantes detenidos en el centro de Irwin, propiedad del condado y gestionado por LaSalle Corrections, que tiene un contrato con ICE para detener inmigrantes desde 2011.

En mayo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) anunció que iba a cortar los contratos de ICE con dicho centro “lo antes posible”, debido a las investigaciones “abiertas y no resueltas” sobre los abusos en la instalación.

Los nuevos registros de ICE obtenidos a través de una petición de información, confirman antiguos problemas en dicho centro y describen una serie de fallos de supervisión por parte del ICE, entre ellos:

-La falta de supervisión de los protocolos de consentimiento de los médicos y la falta de servicios de traducción, así como la falta de personal médico hispanohablante.

-Varios correos electrónicos sugieren que ICE no hizo ningún seguimiento, ni controló cómo los proveedores médicos externos obtenían el consentimiento de las personas detenidas, o si utilizaban servicios de traducción cuando proporcionaban tratamiento médico a quienes tienen conocimientos limitados de inglés.

-Violaciones de las normas de detención de ICE en materia de atención médica y de cómo investiga a los proveedores de servicios médicos.

-Los reportes de inspección detectaron varias infracciones de las normas de detención de ICE y otras deficiencias, como la incapacidad de “validar si se habían realizado revisiones por sus pares” por parte de un “médico estatal externo” a los “profesionales médicos con licencia independiente” que prestaban atención a las personas detenidas.