Pakistán, anfitrión del Día del Medioambiente, pide proteger los ecosistemas

Pakistán, anfitrión del Día del Medioambiente, pide proteger los ecosistemas

 

 

 

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, defendió este viernes, víspera del Día Internacional del Medioambiente del que Pakistán es este año anfitrión, la necesidad de proteger los ecosistemas para combatir el cambio climático.

“Todos necesitamos proteger nuestros ecosistemas, la cubierta forestal que se reduce con rapidez y necesitamos detener la degradación de nuestro medioambiente”, subrayó Khan en un evento virtual con motivo del Día del Medioambiente.

La celebración, que comienza a tomar hoy impulso, está dedicada a la reforestación de los ecosistemas, por lo que el primer ministro paquistaní instó a la necesidad de detener la rápida degradación del medioambiente a través de iniciativas verdes.

Khan resaltó así algunos de los planes llevados a cabo por el Gobierno de Pakistán para luchar contra la deforestación, como el programa “tsunami” para plantar diez mil millones de árboles por todo el país, de los cuales ya se han sembrado unas mil millones de semillas.

También remarcó la política para promover los vehículos eléctricos o la creación de empleos verdes, como parte de las iniciativas del Gobierno paquistaní en su lucha por promover un mundo más sostenible.

“Logramos generar 80.000 empleos verdes a nuestra gente, salvándolos del desempleo que siguió a los confinamientos para detener el coronavirus”, aseguró Khan, quien agregó que las mujeres y los jóvenes residentes en áreas rurales se han visto especialmente beneficiados por este programa.

Pakistán, que se encuentra entre los países más afectados por el cambio climático, logró en los últimos años abrir nueve parques nacionales que se suman a los treinta ya existentes en el país, remarcó el mandatario.

Este evento inaugural por el Día Mundial del Medioambiente cuenta además con la participación de otros mandatarios y personalidades como la canciller alemana, Angela Merkel, o el papa Francisco.

EFE