Alertan sobre el peligro que significa para el país la implementación de la ley de Zonas Económicas Especiales

 

 

El coordinador de Vente Venezuela en el municipio Guaicaipuro, William Anseume enfatizó acerca del peligro que se cierne en Venezuela con la implementación de la Ley de Zonas Económicas Especiales que está por aprobar la Asamblea Nacional del régimen, desconocida literalmente por más de medio mundo:

“La Asamblea Nacional del régimen pretende entregarle nuevamente poderes especiales a Nicolás Maduro, esta vez para implementar las llamadas Zonas Económicas Especiales, la más clara demostración de la destrucción que impusieron en el país en la producción, en la comercialización, en la exportación de productos de todo tipo, desde el petróleo y sus derivados hasta el café, el arroz, el azúcar, el cacao o el maíz, elementos de tradicional producción y exportación en Venezuela. El hecho tangible de que hoy no se produzca petróleo, gasolina, gasoil, aceite o nada es palpable evidencia de la destrucción económica a la que este régimen sometió a Venezuela. Las sanciones o el bloqueo son también consecuencia directa de las terribles políticas aislacionistas del régimen. ¿Quién los mandó a asociarse con Cuba, China, Rusia, Irán o Turquía para destruir y empobrecer a Venezuela? Ahora se encuentran maniatados económicamente con un país arrastrado por ellos a la hambruna, a la desesperación por la falta de alimentos y de atención de salud, donde hasta enterrar a un muerto significa una inmensa calamidad económica para los ciudadanos”.

“Esa ley que están por aprobar es el arrase total, la raspadera de la olla, como bien decimos los venezolanos. Buscan acabar con lo que quede de productivo y de comercializable para entregarlo por cuatro lochas a los intereses transnacionales de sus malos amigos en el mundo. Los pocos que les van quedando. Los mirandinos ni los guaicaipureños podemos dejar pasar por desapercibida esta ley criminal. Confiscar empresas y comercios para caerles en cayapa con sus ideas comunistas del Estado es el interés. Deben estar alertas todas las zonas industriales, los empresarios, los comerciantes, la sociedad en general. Venezuela necesita una verdadera apertura económica, una liberación también en ese sentido, abrirse de manera moderna y creativa a la libre producción y comercialización. Esto es más control, ahora zonificado, de las industrias y del comercio y del turismo. Aquí vendrán las inversiones a borbotones solo cuando el país sea libre. En función de eso es que debemos seguir trabajando. En acabar para siempre con esta tiranía criminal para lograr también la revitalización económica del país”.

Nota de Prensa