Se retiró el excéntrico Bendtner, futbolista que abusó del alcohol y perdió una fortuna

El excéntrico Nicklas Bendtner se retiró del fútbol a los 33 años (Instagram)

 

 

Asomó en el primer equipo del Arsenal de Inglaterra en la temporada 2005/2006, cuando muchos lo señalaban como el discípulo de Thierry Henry. Luego de ser cedido un año al Birmingham retornó a Londres con los Gunners y comenzó a ser convocado asiduamente para la Selección de Dinamarca, con la que disputó el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa en Polonia y Ucrania en 2012. Ganó la Serie A con la Juventus cuando fue cedido y sumó dos títulos con el Wolfsburgo alemán. La carrera de Nicklas Bendtner se vino abajo y mucho tuvo que ver su particular estilo de vida. Con apenas 33 años decidió retirarse.

Por Infobae

Después de mucho tiempo buscando club (esperó una propuesta millonaria de China que nunca se concretó), el danés de último paso por el Nottinham Forest (2016/2017) y Rosenborg de Noruega, con el que festejó el título a fines de 2018, colgó los botines y ya no inflará redes. En su momento llegó a declarar que algún día jugaría para el Barcelona o Real Madrid pero nunca cumplió su promesa.

¿Será más recordado por su faceta goleadora o por los escándalos que protagonizó fuera de las canchas?

El polémico danés Bendtner le dijo adiós al fútbol (Instagram)

 

Hace un tiempo dio un adelanto de su autobiografía en la que contó cómo dilapidó una fortuna cuando tenía 23 años y ya era una reconocida figura del Arsenal. “Estoy demasiado borracho para sentarme en una mesa. En la ruleta solo se trata de ir a rojo o negro, así que pensé… No será tan difícil. He perdido 400.000 libras (USD 519.000) en 90 minutos, un dinero que no tengo, he dejado mi cuenta al descubierto. Estoy en quiebra si mi suerte no cambia. Consigo, tambaleándome, llegar hasta los baños, echarme agua en la cara. Busco un cajero y consigo 50.000 euros más para recuperar parte de lo perdido”, relató Lord Bendtner la que fue una de sus peores excursiones a un casino en una madrugada de verano.

Sobre su evidente adicción al juego, ahondó: “Cuando me lesioné y no pude sentir la emoción absoluta de vivir al límite en el campo, el juego me dio adrenalina. Obviamente, cuanto mayor es el riesgo, mayor es la adrenalina. Así que vas por apuestas altas. Nunca he sido un tipo al que le importa el dinero como una forma de lucirse. Al principio se trataba más de diversión”.

Bendtner confesó haber perdido 400 mil libras en 90 minutos apostando al rojo o negro en un casino (Instagram)

 

En su autobiografía llamada Both Sides (Ambos Lados) también hizo referencia a su predilección por las prostitutas y brindó sus argumentos: “Hay cazafortunas de la vida noctura que están ahí para tener relaciones, luego tomarte una foto mientras duermes y exigir cosas para que mantengan su boca cerrada. Una de las chicas con las que estuve dijo estar embarazada. Decía que había un precio si no quería que hiciera algo al respecto. ‘¿Qué significa?’, le pregunté. Y me respondió que tenía que pagarle un nuevo par de pechos. Así que terminé pagándole su visita al cirujano plástico”.

Su disciplina tampoco fue ejemplar durante los compromisos con sus equipos: “Estaban tan fuera de mí que me cagué en los pantalones y vomité por todos lados”, detalló sobre una borrachera previa al debut con el seleccionado danés en la que terminó siendo llevado por sus amigos a su casa en una carretilla.

En el Arsenal llegó a insultar al histórico Arsene Wenger cuando le prohibió marcharse al Crystal Palace y hasta mandó a callar a una gloria como Henry, quien con mucha paciencia aconsejó a aquel insconsciente juvenil. Y además fue sancionado por la Comisión de Control y Disciplina de la UEFA con una multa de 100 mil euros por celebrar un gol contra Portugal exhibiendo la parte inferior de sus calzoncillos, que mostraban la marca de una casa de apuestas.

El festejo que le costó 100 mil euros de multa

 

El atacante que cayó en un pozo anímico cuando quedó afuera de la convocatoria para la Copa del Mundo de Rusia 2018 y admitió que “me sentí en la mierda, llorando”, reconoció los errores que cometió cuando era más joven: “Me encariñé demasiado con el estilo de vida que venía con el dinero. Ahora quisiera retroceder en el tiempo y golpear a ese joven en la cabeza con un martillo y hacerle entender qué oportunidad tenía. Decirle que tenía algo especial, algo de lo que debió cuidar. Definitivamente hay algo de arrepentimiento por no haber tomado mi carrera de una manera más positiva”.

Hoy disfruta de su tiempo libre con su esposa e hijo (Instagram)

 

En 2019 debió utilizar una tobillera electrónica durante 50 días después de haberle destrozado la mandíbula a un taxista en un altercado callejero. Hace meses había anticipado que desde el nacimiento de su hijo disfrutaba estar a su lado y que la otra cosa que más placer le daba en la vida era jugar al fútbol. Sin contrato en algún club, aguardó por alguna oportunidad en el mercado. “Si surge algo como jugador, lo miraré. Si no es así, me estoy preparando para el próximo capítulo”, declaró. ¿Cuál será ese próximo paso? Solo Lord Bendtner lo sabe.