Vicepresidenta de Colombia volvió a advertir sobre el plan aterrador de Maduro

En la imagen un registro de la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez. EFE/ Mauricio Dueñas

 

 

La renuncia a la Vicepresidencia de Marta Lucía Ramírez era una de las noticias más esperadas por la opinión pública este 2021. Sin embargo, como la también canciller reveló, tras asumir el liderazgo del Ministerio de Relaciones Exteriores, decidió declinar sus aspiraciones por competir por la Presidencia de la República y, en cambio, primar los intereses de Colombia de cara al paro nacional y seguir trabajando en el Gobierno actual, pero esta vez al frente de dos de los más altos cargos del Estado.

Por Infobae

Esta semana, Ramírez Blanco fue entrevistada por el canal NTN24, donde reveló que estuvo a punto de presentar su dimisión como vicepresidenta en el gobierno de Iván Duque, pero tras analizar la crisis que vive el país, se arrepintió y decidió suceder a Claudia Blum en la Cancillería.

Ahora se volvió a referir sobre el tema, pero esta vez en diálogo con la revista Semana, donde reconoció que su nuevo cargo la “obliga mucho más”, pero que se siente “orgullosa de representar a Colombia en el exterior”.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, habla con el presidente de Colombia, Iván Duque, durante una ceremonia de ascenso en una escuela militar en Bogotá, Colombia, el 17 de diciembre de 2018. REUTERS / Luisa González

 

Cuando le preguntaron por sus deseos por suceder a Duque en la Casa de Nariño, Marta Lucía Ramírez dijo que ella tiene “la preparación” y “todo el amor por Colombia” que la posicionarían como una propicia jefa de Estado, sin embargo, dijo que ya “no vale la pena mirar hacia atrás”.

La vicepresidenta mencionó que en estos momentos ya no piensa en gobernar a Colombia, sino que quiere apoyar al primer mandatario porque “se lo merece”. Sin embargo, reconoció que le costó tomar la decisión de continuar en el gabinete Duque ya que su esposo e hija no la apoyaban en que se lanzara a la contienda presidencial del otro año, aunque ella “realmente quería insistir porque hay muchas cosas que se deben continuar”, aseveró Ramírez.

También contó que a inicios de mayo, a tan solo días de haber iniciado el paro nacional, pensó en renunciar al Gobierno, pero “vino el 28 de abril. Fue el caos. Nos dimos cuenta de que todo estaba en riesgo”, agregó.

En esa misma respuesta, validó la protesta social, pero aseguró que hay “gente infiltrada” que quiere “desestabilizar este Gobierno” y terminó diciendo que está en esa cartera “porque es donde debo estar”.

La hoy ministra de Relaciones Exteriores pidió que no le recordaran su positiva imagen frente a las encuestas que miden la intención de voto debido a que la “hacen patinar”. Además, dijo que pasó noches en vela pensando en si renunciaba o se quedaba en su cargo. “Dormía tres horas”, añadió.

Sobre los cuestionamientos a la fuerza pública, sustentados en videos y fotos donde se evidencia abuso policial, Marta Lucía Ramírez dijo que era “populismo” y agregó: “Decir que los policías son unos cerdos, asesinos, asquerosos, por Dios. Eso es instigar al odio, eso es querer reventar a una sociedad que ha sufrido tanto dolor”.

También le preguntaron por las declaraciones de Gustavo Petro sobre el paro nacional, la canciller dijo que los pronunciamientos del líder de la Colombia Humana “promueven la destrucción y la anarquía”. Además, defendió a Duque y dijo que hay “un plan aterrador” que busca incidir en el país y, al igual que otros políticos, responsabilizó al régimen de Nicolás Maduro.

En ese “plan”, dice Marta Lucía Ramírez, también quieren sacar al presidente de su cargo. Igualmente, criticó a Fernando Londoño, el exministro del gobierno de Álvaro Uribe que le pidió a Duque renunciar si no solucionaba los bloqueos.

Asimismo, arremetió contra el Comité del Paro, quienes, según Ramírez, ”tienen una gran responsabilidad sobre la pérdida de empleos y la destrucción de riqueza que ha debido llegar a los sectores más pobres de Colombia”.

Por otro lado, criticó a los congresistas que, de acuerdo a Ramírez, se escudan en la “inmunidad parlamentaria” para despotricar contra Duque y llamarlo “asesino”.

Reconoció que la posible llegada del expresidente Andrés Pastrana a la Embajada de Colombia en EE.UU sería “un lujo” y destacó al actual jefe de esa embajada, Francisco ‘Pacho’ Santos. Igualmente, aseguró que pronto habrán diálogos entre Joe Biden e Iván Duque.

En apartes finales reveló que será abuela y que cuando Duque salga del poder, se dedicará a su hija que vive en el exterior. “Yo creo que hay que ponerle pausa ( a su vocación política) ese 7 de agosto (cuando se acabe el gobierno Duque), quiero leer, quiero pensar en otras cosas, quiero ser mucho más mamá”, concluyó.