Felo Jiménez: La elección ideal

Llegó la hora, se acercan las elecciones, es el momento de inscribirse para participar, 7 candidatos deciden postularse para esa codiciada Gobernación, empieza la carrera, pero solo uno va a ganar.                 

¿Por qué será el vencedor en la contienda electoral?

La respuesta la encontrarás en lo que hizo antes y durante el proceso de campaña, seguramente construyó una ventana Tiempo-Oportunidad, realizó algunas encuestas para saber como realmente estaba su nombre ante la opinión pública y las comparó con la posición de los contrincantes. También se identificaron las fallas y trabajó para subsanarlas, desglosó sus fortalezas diseñando estrategias para diferenciarse, pero además estableció carencias y fortalezas de sus oponentes usando esta información de forma sabia y bien planificada.

Pero no solo se hicieron encuestas e identificaron fallas y fortalezas, también se trabajó segmentando de manera eficiente a los electores, y gracias a esto, se conoce porcentajes de edad, estrato social, intención de voto por edad, necesidades por sector, necesidades generales, expectativas, etc. También se diseñó un slogan de campaña original, que pudo recoger el sentimiento del electorado, incorporando en el mensaje alegría, esperanza y mejora. Afinó notablemente su imagen, construyó el discurso adecuado el cual usó en las presentaciones a las que asistió, su lenguaje corporal siempre estuvo en sintonía con lo que esperaba proyectar, utilizó las redes sociales como un elemento en su campaña, logrando con ello interés e interactividad haciendo con esto gala de una muy buena comunicación política. Incluyó palabras en sus discursos, entrevistas, videos y propagandas, que influyeron en la sociedad incorporando a todos los sectores que en ella coexisten. Diseñó un plan de gestión adecuado con proyectos, metas y soluciones; sin lugar a duda, logró marcar distancia de forma positiva y contundente de los demás.

Claro, estamos hablando de una elección ideal, vemos a cada partido político postulando su candidato además de personas inscritas por iniciativa propia, una verdadera fiesta electoral.

 Nada que ver con la realidad política venezolana, nuevamente en el país se dará un proceso electoral; y como ya es costumbre, el mismo está marcado por la desconfianza generalizada de los venezolanos, sin embargo, debemos reconocer que en el tablero existen algunos cambios que a mediano plazo darán resultados.

En diversas ocasiones he hablado de la imperiosa necesidad por parte de la oposición en cambiar el vehículo para restaurar nuestra democracia, existe una ventana no aprovechada en el pasado por la oposición y pienso que pudiera estar siendo utilizada en esta oportunidad de manera inteligente, vemos discursos (salvo alguna excepciones)  que dejan de lado ambiciones personales, se está pensando en el interés colectivo y no se le está ocultando a la ciudadanía los pasos dados o por darse, esto, aunque de momento no se perciba, traerá como positiva consecuencia la reconexión de la población con la dirigencia política creando de esta manera un solo músculo que pondrá fin a la pesadilla que diariamente se vive en Venezuela.

No me mal interpreten, estamos lejos todavía de la idoneidad en las acciones y el problema es muy complejo, persisten factores a corregir y/o mejorar, pero la apuesta es a conseguirlo y para ello el concurso de todos es necesario, después, solo después, cuando por fin retornemos a un verdadero estado de derecho veremos una elección ideal, la cual disfrutaremos gracias a ese ADN participativo y democrático que nos ha caracterizado a nosotros los venezolanos.

Para finalizar dejo esta frase atribuida a Napoleón Bonaparte cuya magia tendrá efecto si no se percibe en el futuro como el accionar político opositor: “NOS BATIMOS MÁS POR NUESTROS INTERESES QUE POR NUESTROS DERECHOS”

@felojimenez