Macabra historia de una mujer en EEUU que ayudó a matar a su novio para casarse con su padre

Cinta de cordón de la escena del accidente o del crimen, la línea policial no se cruza. Es de noche, las luces de emergencia de los coches de policía parpadean en azul, rojo y blanco de fondo

 

Al planear una cena íntima de San Valentín, John McGuire compró bistec, papas y una botella de vino.

Por Mirror

Después de todo, ¿qué podría ser más romántico que cocinarle una comida a la mujer que amaba? Por lo general, John y su novia Amanda McClure habrían celebrado el día en su casa en Owatonna, Minnesota, pero en 2019 estaban visitando al padre de Amanda.

Amanda, de 31 años, y su hermana Anna Choudhary, de 32, que vivían en Boone, Carolina del Norte, habían crecido en familias adoptivas y estaban separadas de su padre biológico, Larry McClure.

El hombre de 55 años había pasado más de 17 años en prisión después de ser declarado culpable de agresión sexual en primer grado a un menor. Fue encarcelado cuando Amanda y Anna eran niñas, pero se había vuelto a conectar con sus hijas tras su liberación.

John McGuire fue asesinado después de que Amanda le envolviera la cabeza con una bolsa de basura negra

 

Había conducido hasta sus casas y los había recogido, junto con John, de 38 años, antes de llevarlos a la casa que alquilaba en Skygusty, West Virginia, donde los cuatro habían pasado 10 días juntos, conociéndose.

Luego, el 14 de febrero, John, padre de cinco hijos, compró todos los ingredientes para una comida romántica con la mujer de sus sueños, sin darse cuenta de que sus pensamientos estaban ahora firmemente puestos en otro hombre: su propio padre.

Amanda y Larry habían desarrollado sentimientos incestuosos el uno por el otro y ya estaban ocupados haciendo planes para estar juntos, para siempre.

John ya no era un invitado bienvenido en la casa de Larry, sino un obstáculo.

Mientras John intentaba mostrarle a su novia lo mucho que le importaba, ella y Larry pusieron su plan en acción. Anna también estaba a punto de desempeñar su papel. Los tres persuadieron a John para que se uniera a un “juego de confianza”. Los conspiradores lo ataron, dejándolo vulnerable e incapaz de defenderse, antes de golpearlo en la cabeza con la botella de vino que había comprado para su celebración especial.

Luego le inyectaron dos viales de metanfetamina líquida casera y continuaron torturando a su víctima indefensa en un asesinato al que Larry se referiría más tarde como “dos o tres días del infierno”.

Amanda finalmente envolvió una bolsa de basura negra alrededor de la cabeza de John y Anna lo estranguló mientras Larry lo sujetaba. Luego lo enterraron en una tumba poco profunda en el patio trasero.

Para continuar leyendo, haga clic en el siguiente link.