Todos los homenajes que esconde el nombre de la hija del príncipe Harry y Meghan Markle

Nació el pasado viernes, 4 de junio, pero ha sido este domingo, día 6, cuando hemos conocido de manera oficial el feliz nacimiento de la hija del príncipe Harry y Meghan Markle, a la que han llamado Lilibet Diana y a la que se refieren cariñosamente ya con la abreviatura de Lili. Un nombre elegido a conciencia puesto que homenajea de manera clara y directa a dos de las mujeres más importantes en la vida del orgulloso papá: su abuela, Isabel II, y su madre, Lady Di. Han sido los propios duques de Sussex los encargados de trasladar y transmitir la importancia y el significado que tiene su elección: “Lili lleva el nombre de su bisabuela, la Reina, cuyo apodo familiar es Lilibet. Su segundo nombre, Diana, fue elegido para honrar a su amada y difunta abuela, la Princesa de Gales”, reza el comunicado emitido por la pareja.

Por hola.com

Así pues, no hay duda de que a la soberana de Reino Unido le habrá llenado de emoción el saber que su nueva bisnieta lleva su nombre, toda una prueba de afecto y cariño por parte del hijo de Carlos de Inglaterra y más en estos momentos cuando no hace ni dos meses que perdió a su marido, el duque de Edimburgo. Además, los duques de Sussex demuestran con este gesto a los Windsor que, pese a haberse independizado de las obligaciones reales desde hace más de un año y vivir en Estados Unidos, su corazón sigue muy unido a la familia. Un acercamiento que seguro será visto con buenos ojos por parte de todos, después de la explosiva entrevista televisiva que concedió la pareja el pasado febrero y que no dejaba en muy buen lugar a la institución monárquica. Sea como fuere, la hermanita de Archie ya está aquí y su nombre ha sido revelado antes de lo esperado, pues es costumbre en la Familia Real británica anunciarlo días después. Con este hecho se comprueba, una vez más, que Harry y Meghan viven ya desde hace tiempo fuera de los protocolos.

Lilibet “Lili” Diana Mountbatten-Windsor nació a las 11:40 de la mañana del viernes bajo el cuidado de los médicos y el personal del Santa Barbara Cottage Hospital en California, según han contado sus padres. Pesó algo más de tres kilos y tanto la madre como la bebé están sanas y bien, descansando ya en casa en su residencia de Montecito. Con la elección de Diana para el segundo nombre de la pequeña, se cumplen los pronósticos que vaticinaban las casas de apuestas sobre cómo llamarían los duques de Sussex a su hija. Se aseguraba entonces, como así ha sido, que el matrimonio quiere rendir tributo a su abuela paterna, Diana de Gales, quien falleció en agosto de 1997 y cuyo recuerdo sigue muy presente entre todos los que la querían. De hecho, el príncipe Harry ha colocado en la habitación de Archie una foto de la Princesa para que la tenga siempre cerca, y el niño les ha sorprendido al decir “abuela” como una de sus primeras palabras.

“Es la cosa más dulce, pero al mismo tiempo, me pone muy triste porque ella debería estar aquí. Ojalá hubiera conocido a Meghan y estuviera cerca de Archie”, afirmaba el duque de Sussex. Antes de conocer el nombre de la niña, otro que había sonado con fuerza para la nueva nieta del príncipe Carlos era el de Philippa, puesto que también tiene un significado importante para la pareja. Por un lado, es el femenino de Philip (Felipe en español), nombre del duque de Edimburgo, quien falleció el 9 de abril a los 99 años y en cuya despedida estuvo presente su nieto, reencontrándose de esta manera con los Windsor un año después del Megxit. Además, se trata de un nombre histórico en la realeza puesto que la primera consorte negra que hubo en Inglaterra era Philippa de Hainault, esposa del rey Eduardo III, quien falleció en 1369 y está enterrada en la abadía de Westminster.

En los documentos de la época escritos por Jean Froissart se describe a la citada reina como “la más gentil y liberal”. Para Meghan, que es de madre afroamericana y de padre blanco, la igualdad racial es un asunto en el que está muy implicada, tal y como ha mostrado en diferentes actos. A su vez, es un tema que abordó abiertamente durante la entrevista que dieron a Oprah Winfrey. Cabe recordar que una de las declaraciones que más impacto y polémica causó de esta aparición de ambos en la cadena CBS fue cuando dijeron que un miembro de los Windsor (sin llegar a precisar su nombre) había hecho comentarios desafortunados sobre el tono de piel que tendría su pequeño Archie antes de que el bebé llegara al mundo.