Tras su éxito con “La Turista”, Potter vuelve a la carga con “Cachos”

 

 

 

 

Tras su éxito con el tema “La Turista”, el cantante venezolano Daniel Rebolledo, mejor conocido como “Potter”, estrenó su nuevo y éxito al cual tituló “Cachos”, con el que planea conquistar las plataformas digitales en Venezuela y Latinoamérica.

lapatilla.com

La idea de hacer “Cachos” ocurrió porque en un momento de mi vida”, expresó el artista en conversación con lapatilla, quien también informó que estrenó videoclip de la canción.

Potter expresó que había sufrido por varias infidelidades, “empecé a tener este pensamiento de ser infiel siempre, hoy en día he dejar ese pensamiento atrás, recordando que nunca serás feliz si piensas que todo el mundo te pagara mal”, indicó-

Además, señaló que “siento que casi todo el mundo se le ha pasado por la mente aunque sea una vez, este pensamiento, e incluso puede que cada vez que seas víctima de una infidelidad lo pienses, pero al día siguiente o al rato, se te quita, es porque te aborda ese enojo de haberlo dado todo y que te paguen de esa manera”.

El intérprete de “Noche de Reggaetón” añadió que “creo que esta bien sentirlo, es parte del ser humano, solo hay que buscar lidiarlo de una mejor manera y recordar que las relaciones son de dos, no importa si das el 1000% si la otra persona no lo da, y que a veces no es tu culpa”.

“Cachos” fue producido por El Grizzly, asimismo, fue mezclado y masterizado por Nelson Anaya.

 

 

 

Rebolledo admitió que para esta canción “decidí no solo hacer un video sino una especie de campaña fotográfica en donde mostraba cómo puedes creer que eres feliz con tu pareja, demostrarlo tanto en las redes sociales como en privado y aun así, llevar cachos (ser víctima de una infidelidad).

Las fotografías estuvieron a cargo de Onaiald Sanchez y una amiga del artista, quien se hizo pasar por su pareja en la sesión.

El video tiene dos historias que ocurren simultáneamente; en una está un muchacho con su pareja la cual le es “arrebatada” por otro, éste después de lo sucedido, adopta esa conducta y empieza a “robarle” la novia a cada chamo que encuentre.

Y en la otra historia, un muchacho es secuestrado.

El secuestrador intenta corromper su mente para que empiece a ser infiel; Potter describió que es una analogía donde el ser humano tiene en cada hombro, una vocecita, una que le dice que rompa los valores de la moralidad y lo ético y otra que le dice que tenga principios (sin este último, en este caso). “Tú no sabes quien es el secuestrado sino hasta el final del video, que te enteras que es el mismo secuestrador pero en una versión no corrupta”, dijo.

Ambas historias están vinculadas, para reflejar como una persona después de sufrir una especie de trauma (en este caso la infidelidad) puede dejar de distinguir qué es correcto y qué no, y como se puede generar un efecto dominó.

“Es enseñarle a las personas como una mala acción puede propagar una serie de ellas”, sumó.

El videoclip fue dirigido por FrameByShot y Samuel Mieres, bajo la producción del estudio creativo de BeHappy.