Vigilante encontró más de 20 paquetes con cocaína en una playa de Florida

 

Una ingeniera civil que estudiaba la anidación de tortugas marinas en una playa de la estación espacial de Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.) encontró un fardo de cocaína que condujo al hallazgo posterior de 23 “ladrillos” de droga, informaron este viernes las fuerzas de seguridad del centro.

El suceso se produjo el pasado 19 de mayo, cuando la ingeniera Angy Chambers, del 45 Escuadrón de las Fuerzas de Seguridad de la estación espacial, patrullaba por la playa cuando divisó un paquete envuelto en plástico y cinta adhesiva, que resultó ser cocaína.

“Mientras esperaba que llegaran más agentes de seguridad conduje un poco más y divisé otro paquete y luego otro, así hasta 18 paquetes”, señaló Chambers.

Posteriormente, el refuerzo de agentes en un utilitario todoterreno dio con seis fardos más en la arena de la playa.

La droga fue transportada a un lugar seguro y se entregó al departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional.

En cuanto al origen de la cocaína, la institución señaló que los narcotraficantes transportan por mar cargamentos a granel de sustancias controladas en balas de 25 “ladrillos” o kilogramos de droga.

A veces, la envoltura de la bala se destruye durante el tránsito, por lo que los fardos se pierdan en el mar y finalmente se recuperan en la costa de Estados Unidos.

El hallazgo de fardos de cocaína se ha convertido en un hecho casi usual en las costas de Florida.

Así, la semana pasada un hombre que limpiaba de basura una playa de los Cayos (extremo sur) encontró un fardo que contenía 1,3 kilos de cocaína, un hallazgo que se suma a los recientes ocurridos en aguas de este rosario de islotes del sur del estado.

Este decomiso se produce una semana después de que agentes de la Patrulla Fronteriza se incautaran de más de 4,5 kilos de cocaína que varias personas encontraron en los Cayos.

Hace dos semanas, un empleado de otro parque estatal de los Cayos encontró 23 paquetes de cocaína por valor de más de 1,4 millones de dólares.

Y en marzo pasado, un hombre que buceaba en aguas de los Cayos halló una bolsa flotando junto a una baliza en cuyo interior fueron descubiertos una veintena de bloques de cocaína valorada en más de un millón y medio de dólares.

EFE