Casado y Arrimadas ceden a sociedad civil el protagonismo contra los indultos para evitar segunda foto de Colón

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado.Pool

 

 

 

La indignación contra el Gobierno por los indultos a los líderes independentistas condenados volverá a juntar este domingo a PP, Ciudadanos y Vox donde ya lo hicieron hace dos años: en la madrileña plaza de Colón a las 12.00 horas. Sin embargo, o al menos eso intentarán las tres formaciones, esta manifestación será muy distinta a la de 2019.

Lorena Gamarra // 20 MINUTOS

A diferencia de la de entonces, los partidos no han sido los convocantes, sino la Plataforma 78, impulsada por Rosa Díez (UPyD), Fernando Savater y María San Gil (PP) y, pese a que acudirán los líderes de las tres formaciones, ni Casado, ni Arrimadas, ni Abascal subirán al escenario, sino que las intervenciones correrán únicamente a cargo de los organizadores.

De esta forma buscan que no haya una nueva foto de Colón, que tanto el PP como Ciudadanos quieren evitar a toda costa para no dar alas al Gobierno, que es el que se ha mostrado más interesado en que se repita esa instantánea junto a Vox. “Que no sean cobardes y se hagan la foto los líderes. Llevan días diciendo que irán pero no se van a poner en la foto. Hay que ser más valiente”, les retó este jueves la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

Pese a los dardos del Ejecutivo, que se han repetido durante toda la semana, tanto PP como Ciudadanos restan importancia a participar en un acto donde esté el partido de Santiago Abascal, alegando, por ejemplo, que han coincidido con más partidos en el Orgullo y con formaciones independentistas en concentraciones contra la violencia machista. “No se manifiestan los partidos, lo hacen las personas”, señaló este jueves Inés Arrimadas, que reiteró, al igual que los populares, que la foto más importante del domingo es la de Sánchez con los indultados. “No es valentía, es convalidar delitos para seguir en el poder”, afirmó este miércoles el líder del PP, Pablo Casado.

Perfil bajo y sin un lugar reservado para los partidos

No solo no posarán juntos, sino que no tendrán un sitio asignado dentro de la concentración. El objetivo, según las distintas formaciones, es dar protagonismo a la sociedad civil, por lo que mantendrán un perfil bajo e incluso irán acompañados de amigos y no como grupo político, en el caso del PP. Por tanto, lo previsible es que no haya una foto conjunta de todos los dirigentes populares que asistan a la marcha, sino que habrá distintos grupos dispersos. Del principal partido de la oposición acudirán su líder, el secretario general, Teodoro García Egea, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida.

Los populares, al igual que el resto de partidos, no fletarán autobuses para acudir a la manifestación, pero aprovecharán la cita para poner mesas de firmas contra los indultos en las principales ciudades españolas, incluidas las de Cataluña. Desde el PP han afirmado sin ambages que también en esta comunidad llevan días instaladas, después de que Calvo, en un duro debate con la portavoz Cuca Gamarra, les instara a situarlas precisamente también en Cataluña.

Lee la nota completa en 20 MINUTOS