Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Piel: Qué cuidados hay que tener

El melanoma es un tumor maligno poco frecuente que ocurre por una proliferación atípica de los melanocitos que son las células que nos dan la pigmentación de la piel

 

Cada 13 de junio se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Piel, con el fin de concientizar sobre la importancia del cuidado de la piel y la prevención de tumores cutáneos. Es uno de los tipos de cáncer más frecuentes y que más fácilmente pueden evitarse tomando unas precauciones básicas.

Por Infobae 

Debido a que sus signos pueden verse muy precozmente, se puede detectar en una fase muy temprana. El principal factor de riesgo es la exposición a los rayos UV, o rayos del sol.

Según recomienda el Ministerio de Salud, son fundamentales las siguientes medidas preventivas:

-Evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 hs

-Durante el verano: cubrirse con ropa, sombrero y anteojos de sol. Evitar el uso de ropa de colores oscuros

-Utilizar protector solar de más de 30 FPS (Factor de Protección Solar)

-Proteger especialmente a los niños del sol. Los bebés menores de 1 año deben evitar completamente la exposición

Consultada por Infobae, la doctora Yanina Pflüger (MN 120531) médica oncóloga UBA jefa de servicio de Melanoma y Sarcoma del Instituto Alexander Fleming, precisó: “El melanoma es un tumor maligno poco frecuente que ocurre por una proliferación atípica de los melanocitos que son las células que nos dan la pigmentación de la piel. Hay diferentes tipos de melanomas, los más frecuentes afectan la piel y en menor medida están los que afectan los ojos y las mucosas. Estos últimos son de peor pronóstico”.

“Lo más frecuente es que se presente en la piel, tratándose de una lesión nueva o preexistente generalmente pigmentada, aunque a veces no, que puede cambiar sus características ya sea de color, forma, tamaño y tener prurito o sangrado ante pequeños traumas”, añadió.

De acuerdo a Pflüger, “ante esta situación la consulta con el dermatólogo es esencial para diagnosticarlo e iniciar el tratamiento del mismo y una parte fundamental de prevenirlo es evitar los factores que lo provocan siendo su principal factor de riesgo la exposición solar entre las 11- 16 horas, las quemaduras cutáneas en la infancia, el uso de camas solares”.

 

 

Dentro de las principales formas de prevenirlo -apuntó la oncóloga del Instituto Fleming- está la educación sobre lo anteriormente dicho, evitando la exposición solar en horas pico, el uso debido de crema con factor de protección adecuado, uso de ropa clara en lo posible con filtro UV y sombrero de ala ancha. También se contraindica el uso de camas solares. El control dermatológico es esencial que sea periódico por lo menos una vez al año.

“El tratamiento del melanoma varía según el momento del diagnóstico. Cuando la lesión aún se encuentra en la piel la resección de la misma y a veces de los ganglios regionales es lo adecuado. Luego se evaluará la necesidad de agregar un tratamiento adyuvante o no. En instancias donde la enfermedad está diseminada, actualmente se cuenta con novedosos tratamientos sistémicos que están disponibles desde los últimos 10 años que constan de inmunoterapia o terapias dirigidas contra la mutación de BRAF en caso de ser portador de la misma”, advirtió Yanina Pflüger.

Y añadió: “Los resultados con las nuevas opciones terapéuticas son alentadores. Hay pacientes que logran respuestas prolongadas luego de cumplir el tratamiento con inmunoterapia y hoy están sin requerimiento de tratamiento. Otros pacientes que utilizan terapias dirigidas orales también pueden permanecer por tiempos prolongados bajo tratamiento”. En conclusión, “se sigue trabajando para obtener mejores resultados aún por lo que hay muchos fármacos en investigación donde Argentina está participando. Sin embargo, la mejor estrategia es la educación y prevención para poder diagnosticar la enfermedad en estadios previos a melanoma o en un estadio precoz”, detalló la jefa de servicio de Melanoma y Sarcoma.

 

 

Un estudio prometedor

En este contexto y en el mes de la concientización sobre el Melanoma y el Día Mundial del Melanoma, -el cáncer tipificado como el más agresivo de los que afectan la piel-, se ha demostrado que realizar un tratamiento adyuvante luego de la cirugía es beneficioso para los pacientes que tienen afectación de ganglios linfáticos y costo-efectivo para el sistema de salud, en Argentina.

Publicado en Oncology and Therapy, este estudio hecho en Argentina ha demostrado que el tratamiento adyuvante de MSD, empresa biofarmacéutica especializada en investigación científica, luego de la resección completa, extiende la sobrevida libre de recurrencia y mejora la calidad de vida en pacientes con Melanoma estadio III con compromiso ganglionar.

Además, se ha comprobado que este tratamiento adyuvante en estos pacientes (realizado luego de la cirugía), es costo-efectivo ya que disminuye la necesidad de nuevas cirugías y hospitalización por recaída, tratamientos subsecuentes, manejo de la enfermedad y cuidados terminales. La inmunoterapia de MSD ha demostrado ser muy costo-efectiva comparada con la espera vigilante en estos pacientes.

 

 

también se destaca el trabajo de avanzada de científicos argentinos que, a través del programa del CONICET y Cáncer con Ciencia de Fundación Sales, desarrollan una vacuna para incrementar la respuesta antitumoral del organismo frente al melanoma, el más grave cáncer de piel. Desde hace más de 25 años, el equipo de investigación dirigido por el doctor José Mordoh trabaja en el desarrollo de inmunoterapia basada en vacunas.

“En ensayos clínicos de Fase I y II, pioneros en nuestro país, la vacuna demostró ser segura, con muy buena tolerancia y calidad de vida e incrementó la sobrevida libre de metástasis a distancia de pacientes con melanoma cutáneo en riesgo de recaídas, comparado al tratamiento con dosis medias de interferón alfa”, señaló el doctor Mordoh.

Y añadió: “Estos estudios clínicos han beneficiado a los pacientes participantes y han generado un valioso banco de muestras para continuar trabajando y conocer los mecanismos subyacentes a la respuesta clínica observada”.

Actualmente, las investigaciones se centran en la identificación de los factores que determinan la respuesta o no al tratamiento en los pacientes. Si bien todos los pacientes tienen la misma enfermedad, el melanoma, aún es necesario identificar a aquellos que tendrán más posibilidades de generar una respuesta inmune efectiva para erradicar el tumor. Analizando las células tumorales y las células inmunes que infiltran los tumores, los científicos están buscando responder esos interrogantes y así poder mejorar el tratamiento para los pacientes.