La Otan buscará disuasión y diálogo con Rusia en su momento más bajo

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa previa al inicio de la cumbre de líderes de la Alianza en Bruselas.

 

 

 

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confió este lunes en que los líderes aliados acuerden hoy mantener el doble enfoque de disuasión y diálogo con Rusia en el momento “más bajo” de su relación desde que concluyó la Guerra Fría.

“Nuestra relación con Rusia está en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría. Esto se debe a las acciones agresivas de Rusia”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa a su llegada a la sede de la Alianza Atlántica, que acoge hoy una cumbre de sus 30 países miembros.

Stoltenberg esperó que los líderes “confirmen nuestro enfoque de doble vía hacia Rusia: una defensa fuerte combinada con diálogo”.

Además, consideró que la cita supondrá una oportunidad para que mantengan consultas con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, antes de su encuentro previsto con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en Ginebra el próximo miércoles.

El político noruego recalcó que Moscú mantiene un “patrón” de comportamiento que incluye amenazas a sus vecinos, ciberataques o incluso envenenamientos, lo que ha llevado a un “deterioro de la relación entre la OTAN y Rusia”.

Ante esa situación, aseguró que la Alianza seguirá reforzando su defensa colectiva “a través de las decisiones que tomaremos hoy como parte de la Agenda 2030”, indicó en relación con los planes de la OTAN para ser más competitiva en los próximos años ante la pujanza de las tecnologías y sus rivales.

Al mismo tiempo, Stoltenberg insistió en que “el diálogo no es una señal de debilidad, sino una señal de fuerza”, y por ello celebró que Biden vaya a reunirse con Putin.

“Mientras estemos unidos y seamos fuertes, podemos hablar con Rusia”, recalcó, al tiempo que instó a más avances en el control de armas después de que EEUU y Rusia hayan acordado el nuevo tratado START.

“Estamos unidos y eso es el mensaje más importante que enviamos a Rusia, que no nos puede dividir. Estamos unidos en nuestro mensaje de disuasión y defensa combinado con diálogo”, concluyó.

Stoltenberg también se refirió a la retirada de la OTAN en Afganistán, que esperan completar para el 11 de septiembre, 20 años después de los atentados de Al Qaeda en EEUU que motivaron la operación aliada en el país asiático.

“Terminamos nuestra misión militar en Afganistán, pero seguiremos apoyando a afganos y sus fuerzas de seguridad”, enfatizó.

Stoltenberg resumió que esperan mantener una presencia civil para seguir dando apoyo a las instituciones de seguridad afganas, seguir proporcionando financiación a las fuerzas de seguridad (algo a lo que se han comprometido todos los aliados han hecho), formar efectivos fuera del país o mantener un apoyo a infraestructura crítica, incluyendo el aeropuerto de Kabul.

Sobre ese punto, afirmó que los aliados “están en dialogo directo, incluyendo EEUU y Turquía, para ver cómo podemos mantener un aeropuerto internacional en Kabul”, lo cual considero “importante” para la comunidad internacional, la presencia diplomática y la ayuda al desarrollo.

“Hemos estado durante 20 años, pero la intención no era estar allí para siempre”, apostilló.

EFE