Los forenses piden “prudencia extrema” sobre la causa de la muerte de Olivia

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (IMLCF) de La Laguna, en Tenerife, prevé que los primeros resultados de las pruebas del análisis de los restos biológicos de Olivia, la niña de seis años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado jueves, estarán disponibles en dos semanas, según ha divulgado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Por antena3.com

Este instituto forense ha sido el encargado de practicar la autopsia a Olivia, que desapareció el pasado 27 de abril junto a su padre, Tomás Gimeno, y su hermana Anna, de 1 año, aunque Anna y Tomás Gimeno todavía no han sido encontrados. El buque Ángeles Alvariño retomará hoy las labores de búsqueda de la otra niña y del padre, después de que se solucionen los problemas técnicos y tras permanecer anclado en el puerto unos días por una avería.

En los resultados preliminares de la autopsia, que se realizó el pasado viernes, se indica que la causa del fallecimiento de la niña es “muerte violenta, con etiología médico-legal compatible con homicidio, siendo la causa inmediata compatible con edema agudo de pulmón“, que puede “corresponder a multitud de causas muerte”, asegura IMLCF.

Están pendientes los estudios químico-toxicológicos, biológicos e histopatológicos que ayudarán y completarán las conclusiones, que son los que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses estima que se obtendrán dentro de al menos dos semanas y será ahí cuando se conozcan exactamente la causa de muerte de la menor.

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses pide también “prudencia extrema” respecto de las posibles interpretaciones del informe preliminar de autopsia de la niña cuyo cuerpo se rescató del fondo del mar el pasado jueves, ya que el hecho de que la causa inmediata de la muerte haya sido “compatible con edema de pulmón agudo” no permite en ningún caso aventurar hipótesis como el ahogamiento o la inhalación de tóxicos que, apuntaron fuentes del IMLCF, “sólo sirven para generar confusión y añadir más dolor a personas que ya están sufriendo bastante”.