Vicepresidente de Colombia: Queremos una América Latina con democracia, libertades, comprometida con el desarrollo y sin violencia

Vicepresidente y Canciller de Colombia Marta Lucía Ramírez / Foro Europa Press

 

 

 

El papel relevante de Colombia en América Latina, la coyuntura social del país, la cooperación internacional en vacunación y la migración venezolana, fueron ejes de la intervención de la Vicepresidenta y Canciller Marta Lucía Ramírez en el Foro América, que se llevó a cabo en España, en su segundo día de agenda diplomática en Europa.

Durante este evento, organizado por la agencia de noticias Europa Press, la alta funcionaria se refirió a la importancia de trabajar unidos, como región, para brindar mejores garantías políticas y sociales a la población. “Queremos una América Latina con democracia, con libertades, comprometida con el desarrollo, donde podamos cerrar las puertas a la ilegalidad, el narcotráfico y la violencia. ¡Es muy importante fortalecer la institucionalidad en nuestros países!”

Fue más allá y aludió a la importancia de la integración para lograr democracias más sólidas. “Creo que la relación bilateral hoy no es suficiente, es importante pensar en algo de integración subregional. Yo creo que el espacio de la Alianza del Pacífico es excelente, porque allí converge buena parte de los países de América Latina que compartimos esos valores democráticos. Allí puede haber una convergencia con Estados Unidos”, dijo.

Frente a las protestas en Colombia, la Vicepresidente y Canciller reiteró su llamado a buscar consensos, que vayan de la mano con el cese de actos violentos y el levantamiento total de los bloqueos, que obstaculizan el avance del país y afectan el empleo de los colombianos, en medio de la crisis derivada de la pandemia.

“Hemos tenido una protesta de seis semanas, pero lamentablemente las últimas cuatro caracterizadas por el bloqueo de las principales vías del país, impidiendo la movilización de alimentos, medicamentos, restringiendo la llegada de insumos médicos a los hospitales, eso no es una protesta pacífica, eso es vandalismo y es ilegal. Es importante seguir dialogando, para encontrar mejores salidas pacíficas a toda esta insatisfacción que hay, esforzarse en seguir mejorando las políticas públicas para darle respuesta a la juventud, para que haya posibilidades reales de empleo”, manifestó.

En este sentido, precisó que hay sectores buscando réditos en medio del caos. “Existe, desafortunadamente, un interés por desestabilizar al país para abrir opciones distintas. Nosotros tenemos que estar muy conscientes de eso y, por esa razón, la iniciativa de hacer las cosas mejor, de hacerlas dentro de la institucionalidad y siempre dentro de la ley, para cerrar espacios a cualquier riesgo populista, demostrando que un buen manejo del Estado y un buen manejo de la economía, es lo que responde a las expectativas ciudadanas”.

La alta funcionaria defendió el accionar de la Fuerza Pública, para contener a los violentos, siempre y cuando se enmarque en el respeto a los Derechos Humanos. “Cuando hay una agresión tan fuerte contra la ciudadanía, la reacción de la Fuerza Pública tiene que darse siempre de manera legítima, es la condición para tener legitimidad institucional. Y si llega a haber casos individuales de violación de la ley, abuso de la autoridad, desconocimiento de los Derechos Humanos, inmediatamente tiene que haber una responsabilidad personal. Cuando uno tiene una democracia, debe estar consciente de lo que significa esa independencia de poderes, esa autonomía, esa obligación de que la justicia siempre investigue y sancione, no importa de quién se trate”.

La Vicepresidente y Canciller lamentó las muertes que se han presentado con ocasión de las protestas e hizo un enérgico llamado para que no queden en la impunidad. “Una sola vida es injustificada. Una sola vida apagada es totalmente inaceptable. Hay investigaciones en cada caso por parte de la Fiscalía, para determinar si fueron causadas por la Fuerza Pública o por el vandalismo. En esas 21 muertes, tiene que haber responsables, cualquiera que sea: de la Fuerza Pública o un civil”.

Migración venezolana, un desafío sin precedentes en América Latina

La alta funcionaria subrayó que la crisis migratoria en Venezuela se generó por falta de una democracia y una institucionalidad, y reafirmó el compromiso del Gobierno del Presidente Iván Duque con la atención a migrantes y con su inclusión en el Plan Nacional de Vacunación.

“Colombia, a pesar de que no es un país rico, ha asumido un desafío enorme: abrir la puerta a la migración. Venezuela, desafortunadamente, ha expulsado a cerca de 5 millones 600 mil venezolanos, que han salido de su país sin ninguna posibilidad de regresar en el corto plazo. Por esa razón, es tan valioso lo que hizo el Presidente Iván Duque, al expedir este Estatuto de Protección Temporal, que permite regularizar 2 millones de venezolanos en Colombia, es algo que no tiene precedentes desde el punto de vista humanitario y social. El tema de la vacunación, que en este momento es importante para continuar en la reactivación económica, es prioridad. La meta es poder vacunar a los 2 millones de venezolanos exactamente igual que a los colombianos. No podemos hacer ninguna discriminación en ese sentido”, apuntó.

Finalmente, expresó su deseo de que en América Latina se siga abriendo espacios de inclusión a las minorías y a las mujeres, de quienes dijo son el eje del desarrollo de los pueblos. “Estoy segura que más mujeres en el poder político, en el poder económico, sin duda, hubieran generado grandes diferencias a nivel global. Creo que se necesita que la economía tenga una mayor sensibilidad, el manejo económico no puede estar simplemente limitado a unos indicadores macro, necesitamos un crecimiento económico enfocado en la inclusión, para darles más oportunidades a todos”.

Nota de Prensa