AN legítima denunció los desmanes que comete la dictadura venezolana en el Parque Nacional Canaima

Una zona de mina de oro en la aldea de Kamarata, cerca de la importante montaña Auyan Tepui en el Parque Nacional Canaima.

 

La Asamblea Nacional legítima denunció este lunes 15 de junio los desmanes que comete el régimen de Nicolás Maduro en el Parque Nacional Canaima, que ha causado un ecocidio sin precedentes en la historia de Venezuela. 

lapatilla.com 

Durante la sesión transmitida a través del canal de Youtube del parlamento, los diputados rechazaron que se sigan realizando practicas indebidas en el lugar, que no contribuye en la protección de nuestro medio ambiente.

La diputada María Gabriela Hernández cuestionó que mientras el mundo se encuentra trabajando para evitar que los recursos naturales sean destruidos, en el país el chavismo sigue cometiendo delitos al patrimonio de la humanidad.

“Seguro Arreaza negará que todo este territorio lo dominan criminales”, dijo al tiempo que denunció que los pemones son obligados a trabajar en las minas ilegales sin su consentimiento.

“Proponemos notificar nuevamente de manera formal a la ONU y a la UNESCO que Parque Nacional Canaima, patrimonio natural de la humanidad, es un patrimonio en peligro”, añadió.

 

Por otro lado, el diputado Orlando Ávila manifestó que esta zona está en peligro por todos los actos contra las áreas naturales, que dañan el ecosistema dentro y fuera de las fronteras venezolanas.

“Ha sido reiterativo desde el 2006 que grupos de mafias, militares, cuerpos de seguridad estatal, grupos irregulares armados ejercen y controlan la minería ilegal a gran escala”, añadió.

 

Del mismo modo, la diputada Mildred Carrero, solicitó que se pida que la Unesco que incluya al Parque Nacional Canaima en la lista de sitios de Patrimonios Mundiales en peligro.

“La minería ilegal triplico su área de desforestación al pasar de 400 a 1200 km². Desde el año pasado la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la situación del Parque Nacional Canaima y la califico como alerta naranja”.

 

 

Por último, el diputado Romel Guzamana, también lamentó la situación de degradación del ambiente en el estado Bolívar, que pidió sea considerado seriamente por todos los venezolanos. “Instamos a las ONG nacionales e internacionales y a los gobiernos del mundo que ayuden a preservar el Parque, como medio de vida del ambiente”, dijo.