Bombero quedó devastado al ver el cadáver de su hija tras apagar un incendio

El bombero Adrián fue enviado a un accidente y descubrió que su hija había muerto (Imagen: SERVICIO DE NOTICIAS DE GALES)

 

Un bombero quedó devastado después de ser llamado a un incendio y encontrar a su hija muerta en el lugar.

Por Daily Mirror
Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Adrian Smith sufrió la peor pesadilla de todos los padres cuando descubrió el cuerpo de su hija Ella Brooke Smith, de 21 años, luego de ser enviado a un incendio por  un accidente automovilístico.

El bombero de 47 años se había despedido de ella solo unas horas antes, después de que ella partiera para un día en la playa. La encontró a ella, una enfermera en formación, tendida en los escombros de una pila de tres autos.

Al publicar una foto en las redes sociales de él y ella en una fiesta familiar cuando era pequeña, Adrian y su familia dijeron: “Estamos completamente devastados por perder a nuestra amada niña. Era una hija, hermana y nieta muy amada y cariñosa. Era una chica hermosa que todos extrañaremos. Nos gustaría agradecer a todos por su apoyo en este horrible momento. Ha significado mucho para toda la familia mientras lloramos por nuestra Ella”.

La joven se había despedido de sus padres unas horas antes del accidente. Fue al balneario de Broadhaven, Pembrokeshire, antes de regresar el domingo por la noche a su casa en la cercana Camrose. Su padre estaba de turno con su equipo de extinción de incendios y fue llamado por un accidente de tránsito en la carretera rural B4341 en Pembrokeshire.

Adrian llegó y vio que el vehículo se había volcado en una curva y luego fue atropellado por otros dos autos. La policía dijo que Ella murió en el lugar, mientras que otras tres personas resultaron gravemente heridas.

Un amigo de la familia dijo: “No se puede imaginar cómo se debe sentir Adrián. La peor pesadilla de todo trabajador de emergencia es descubrir que su propio hijo es una víctima.  Son una familia tan encantadora. Ella estaba tan animada con todo su futuro por delante”.

La madre de Ella, María, junto con Adrián sus otros dos hijos cuentan con el apoyo de agentes de policía especializados de la fuerza de Dyfed Powys.

Los amigos rindieron tributos en las redes sociales a la “chica más dulce que jamás haya caminado sobre la tierra”.

Uno dijo: “Esto es tan cruel. Solo esperamos que su familia pueda recordarla con tanto amor como nosotros”.

Ella trabajó como enfermera en prácticas en el hogar residencial y de enfermería Parc Y Llyn en la cercana Ambleston. El propietario David Van Dyk mencionó: “Ella siempre trajo un rayo de sol brillante a nuestras vidas. Todos estamos absolutamente devastados. Todos sentimos mucho por su familia y les ofrecemos nuestro más sentido pésame. Ella estaba muy feliz y los residentes aquí la amaban”.

La policía de Dyfed-Powys solicitó imágenes de la cámara del tablero de otros conductores en la escena del horrible accidente.