El mundo laboral virtual después del Covid-19

Para la detección precoz del coronavirus, la OMS recordó que son las pruebas moleculares de muestras del tracto respiratorio, como las PCR. EFE/Chamila Karunarathne/Archivo

 

Queda muy poco, o eso es lo que esperamos la mayoría de la población, para que la pandemia esté completamente controlada con la vacunación masiva y que todo vuelva a la normalidad. Aunque también es cierto, que muchas son las convenciones sociales que se han establecido en esta época y que muy seguramente ha llegado para quedarse.

En particular, los trabajadores especializados cuyo trabajo se hace por ordenadores serán los que vivirán los cambios significativos. En este periodo de la Covid-19  la forma en la que nos divertimos influye en nuestra satisfacción personal, en la economía y en general, en la forma como nos relacionamos con nuestro entorno. La situación es muy dinámica y se da en prácticamente todos los mercados, incluido el del juego online. Si quieres conocer PlayUZU opiniones sólo tienes que ir a la página web del operador en cuestión y comprobar lo que ellos piensan.

Estos nuevos paradigmas representan una oportunidad para transformar el trabajo y para aprender de los errores de nuestro pasado laboral, siempre que seamos conscientes de cómo los aplicamos.

El trabajo desde el hogar 

Trabajar en casa siempre se ha considerado un privilegio de pocos;  ahora de repente una gran parte de las personas les ha tocado experimentar esta forma de trabajar por un momento determinado. Lo cierto es que este formato de trabajo ha llegado para quedarse puesto que ha funcionado sorprendentemente bien tanto para los empresarios  como para los empleados. La gente era productiva y los empresarios veían un futuro con menos ataduras a los costosos alquileres de las oficinas. Lo más seguro es que también la tensión que se ha sentido trabajar y educar a la vez en casa, mejorará cuando se termine esta pandemia global.

Además, todo indica que la oficina seguirá existiendo pero se usará de forma diferentes, según los expertos. 

Aunque muchas empresas están optando por trasladar el trabajo a casa, tampoco se están deshaciendo de estas. Puesto que aún se considera que la oficina desempeña un papel importante en el trabajo de las personas.

El trabajo en oficina está pensado para que se desarrolle el trabajo colaborativo, que por obvias razones no se pueden hacer desde la casa de la misma forma. Para las empresas generar interacciones entre trabajadores de diferentes departamentos es fundamental, puesto que es donde se desarrollan nuevas ideas, se dan nuevos puntos de vista y en definitiva, son parte del sostenimiento y crecimiento de las empresas

Incluso, según los expertos y consultores sobre el futuro del trabajo, los espacios de oficina tendrán un cambio de imagen y espacio interior orientado a la colaboración, de modo que el 20% será destinado al uso individual y el resto al uso colectivo. Además se incluirán mesas para uso colectivo más que el escritorio de uso propio.

La tecnología también requiere de ajustes para que el trabajo se pueda repartir en igualdad de condiciones a todos los empleados que hacen videoconferencias desde casa. Esto implica mejorar el hardware y el software de video para generar esos efectos inmersivos y que brinde todos los recursos necesarios para no perder detalles de las reuniones.

La industria de las telecomunicaciones ha desarrollado toda la tecnología creando un arsenal de plataformas y recursos para generar cercanía en los interlocutores cuando están detrás de una pantalla, o al menos para disminuir el estrés que puede resultar después de una larga llamada por Zoom. Esto incluye, desde cámaras que enfocan con distintos planos y te siguen los movimientos, hasta software que hace que los lugares virtuales sean más  inmersivos o reales.

El mundo virtual es el gran aliado en esta fase de pandemia que tantos estragos ha causado. Las empresas apuestan fuertemente por consolidar el trabajo desde casa sin abandonar la oficina física puesto que esta ocupa un papel central en el trabajo en equipo. De modo que en un futuro no muy lejano, las ofertas de trabajo se ofrecerán bajo este sistema laboral.