Plus Ultra destinará 6,1 millones de euros del rescate a pagar a la petrolera de Venezuela

Avión de Plus Ultra Líneas Aéreas. Europa Press

 

Plus Ultra destinará 6,1 millones de euros del rescate del Gobierno español a pagar a la petrolera de Venezuela, PDVSA. Según ha podido saber Vozpópuli, la aerolínea informó a Daiwa Corporate Advisory, asesor financiero de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de su intención de hacer frente a su deuda este mismo año, en 2021.

Por BEATRIZ TRIGUERO / MARINA ALÍAS / vozpopuli.com

Plus Ultra comunicó a DC Advisory que los 6,1 millones de euros en combustible corresponden a los pagos pendientes a PDVSA, aunque la aerolínea no tiene certeza de que ese pago finalmente se materialice en tiempo y forma. Dentro de las prioridades durante el año 2021, una vez recibido el desembolso por parte de SEPI, Plus Ultra planea pagar a acreedores para garantizar la continuidad de las operaciones.

A su vez, DC Advisory recoge la previsión de pago de 6,1 millones en el informe financiero elaborado para la SEPI. El asesor del Gobierno comenta en el documento enviado a la entidad dependiente del Ministerio de Hacienda que para reiniciar la operativa, la compañía debe liquidar previamente las deudas asumidas con distintos proveedores. Este informe resultó clave para el rescate de la aerolínea.

El pago de esta deuda representa el 12% de los 53 millones que ha recibido de la SEPI con la petrolera controlada por el Ejecutivo de Nicolás Maduro. La pública PDVSA es dueña de todas las reservas petrolíferas del país caribeño e históricamente ha sido el mayor foco de corrupción del chavismo.

Según Transparencia Venezuela, “en los últimos años se han registrado al menos 92 casos de presunta corrupción en la gestión del petróleo en Venezuela, que involucran 42.321 millones de dólares”. La empresa estatal ha sido investigada desde distintas instancias y en decenas de tribunales nacionales e internacionales.

Deudas por 21,5 millones

La deuda contraída con la petrolera estatal venezolana no es la única que Plus Ultra pretende saldar en 2021 gracias al rescate del Gobierno de España. Según la información facilitada por la propia aerolínea a DC Advisory, asesor financiero de la SEPI, la compañía planea hacer frente a otros pagos distribuidos en concepto de arrendamientos, mantenimiento, gastos operativos, préstamos, distribución y seguros.

En concreto, y según ha podido saber este medio, Plus Ultra informó a DC Advisory de su intención de abonar siete millones de euros en arrendamientos operativos; 2,2 millones en mantenimiento; 3,3 millones en gastos operativos; 2 millones en préstamos; medio millón en distribución y 400.000 euros en seguros.

El resultado final de la suma de todas estas cantidades a los 6,1 millones que la aerolínea pretende destinar a PDVSA por combustible asciende a 21,5 millones de euros. Es decir, la empresa reconoce al asesor financiero una deuda a pagar de 21,5 millones en 2021, lo que supone cerca del 40% de los 53 millones del rescate solicitado a la SEPI.

En el informe de Daiwa, se vuelve a hacer mención a PDVSA. Para reiniciar la operativa, explica, la compañía debe liquidar previamente las deudas asumidas con distintos proveedores. De esta forma, el asesor financiero señala una salida de caja durante el ejercicio de 2021 de alrededor de 20 millones de euros: 6,1 millones corresponderían al proveedor de combustible (PDVSA) y otros cerca de 14 millones al resto de proveedores.

Otros nexos de Plus Ultra con PDVSA

Este periódico ya desveló que el banco panameño que salvó a Plus Ultra de la disolución en 2017 con un préstamo participativo, Panacorp Casa de Valores, tenía inversiones en PDVSA y en la propia República Bolivariana de Venezuela.

A fecha de 2017, las últimas cuentas de la empresa panameña a las que ha tenido acceso Vozpópuli, Panacorp tenía bonos en Venezuela por valor de 9,3 millones de euros, de los que 7,1 millones son de la propia República Bolivariana y 2,2 millones de PDVSA.

La empresa prestamista de Plus Ultra sitúa los bonos de deuda estatal venezolana en el nivel D de riesgo, el más alto y que significa que ese bono no se va a cobrar, ya que se considera que habrá un impago general, según las tres casas de calificación (S&P, Fitch y Moody’s). Los de PDVSA están en el nivel C, con una alta probabilidad de impago.