¿Cómo emigrar y vivir legalmente en Estados Unidos?

Foto: Vive USA

 

Estados Unidos tiene más inmigrantes que cualquier otro país del mundo.

Por Vive USA

Según datos de Pew Research Center, más de 40 millones de personas que actualmente viven en la Unión Americana nacieron en otro país, “lo que representa aproximadamente una quinta parte de los migrantes globales”.

El 77% de los inmigrantes tienen una estancia documentada Estados Unidos mediante visas, Green Card y ciudadanía por naturalización. Casi una cuarta parte no están autorizados.

Emigrar a Estados Unidos con estatus legal no es sencillo; más difícil aún es vivir con un estatus permanente.

Estos son los programas que te permiten vivir en Estados Unidos de manera temporal y permanente. ¿Calificas para alguno de ellos?

1) Green Card mediante un familiar

La gran mayoría de los beneficiarios de Green Card la obtienen por esta vía. Del total de 2018, el 44% eran familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses; otro 20% eran parientes con admisión limitada.

Para obtenerla, se presenta el formulario I-130 ante USCIS. Son elegibles quienes son hijos solteros (menores de 21 años) o cónyuges de un ciudadano estadounidense. También hay visas que pueden ser solicitadas por padres o hermanos, pero tardan más tiempo en ser procesadas porque no son prioritarias.

2) Green Card a través del empleo

Se concede por petición de una empresa u organización. Tendrán preferencia quienes demuestren habilidad extraordinaria en las ciencias, artes, educación, negocios o atletismo. También quienes sean profesores o investigadores.

El primer paso es que el empleador presente una certificación laboral o solicitud (ETA-750) al Departamento de trabajo. Esta es una prueba en el mercado laboral nacional. Determinan si un estadounidense o alguien que ya es residente puede hacer el trabajo. Si no es así, se procede a la autorización del extranjero.

Como segundo paso, el empleador presenta ante USCIS el Formulario I-140, Petición de Trabajador Inmigrante Extranjero. Es muy importante contar con un empleador que tome el papel de patrocinador financiero. Así se garantiza que el trabajador tendrá un salario para poder subsistir en Estados Unidos, con el que no requerirá de ayuda gubernamental

3) Lotería de visas

El programa de visas de diversidad fue creado en 1990 para recibir a inmigrantes de países que, históricamente, han tenido tasas muy bajas de inmigración hacia Estados Unidos.

También se conoce al programa como lotería de visas porque las personas elegidas para obtener una Green Card son seleccionadas al azar de la lista de elegibles que se inscriben previamente.

El 4% de Green Cards son otorgadas por esta vía.

4) Visa H2-B: Jardinería, construcción y limpieza

Mediante el programa de visas H-2B, las compañías establecidas en la Unión Americana pueden reclutar extranjeros para emplearlos en trabajos temporales no agrícolas.

Se creó para trabajadores con o sin experiencia, quienes no requieren de títulos académicos o profesionales para laborar.

Con esta visa, puedes emplearte en puestos de jardinería, construcción, limpieza, hotelería… También como trabajador forestal, mesero, obrero en una fábrica, cuidador de animales y más.

El número de visas H-2B que otorga el gobierno de Estados Unidos está delimitado por año fiscal. La última vez, el Congreso aprobó un límite de 66 mil visados. Más tarde, se aprobaron 22 mil más.

5) Visa H2-A: Trabajadores agrícolas

Los mexicanos pueden emplearse temporalmente como trabajadores agrícolas en Estados Unidos gracias al programa de visas H-2A. Permite a empresas estadounidenses contratar a extranjeros por temporadas de siembra y cosecha, si demuestran que no hay estadounidenses suficientes o capacitados para realizar las actividades.

Los extranjeros pueden emplearse en campos de cultivo o invernaderos. Con esta visa, el periodo máximo de estadía en Estados Unidos es de 3 años, pero el permiso es renovable si el empleador solicita al trabajador en otras temporadas.

6) Visa H-1B: Trabajadores especializados

Las visas H-1B se conceden a petición de los empleadores que necesitan trabajadores extranjeros altamente calificados.

Los solicitantes deben tener amplia experiencia teórica o técnica en campos como la ciencia, ingeniería o programación. USCIS apunta que eltrabajador debe tener un título en Licenciatura o posgrado en una universidad acreditada.

La cantidad de visas H-1B está sujeta a un límite máximo por las autoridades.

7) Visa TN: Profesionistas mexicanos

Estados Unidos tiene una visa especial para los trabajadores temporales de México y de Canadá que se dedican a actividades planteadas en el tratado de libre comercio entre los tres países.

Esta visa, denominada TN, se otorga a personas con profesiones específicas como ingenieros, maestros, abogados, ingenieros, contadores, científicos, entre otras. Los mexicanos deben solicitar la visa TN en la Embajada o Consulado estadounidense en territorio mexicano.

Las personas con este tipo de visado tienen un periodo inicial de estancia en los Estados Unidos de hasta tres años. Quienes quieran permanecer más tiempo tendrán que solicitar una extensión con el Formulario I-129.

8) Visa del Prometido

La visa K1, mejor conocida como “del prometido” está dirigida a ciudadanos extranjeros que tienen la “intención de contraer matrimonio con ciudadanos estadounidenses en Estados Unidos y luego desean convertirse en residentes permanentes legales, sin tener que abandonar el país”.

El documento otorga un plazo de 90 días para que los extranjeros viajen, realicen su boda y comiencen los trámites de su residencia permanente ante el Servicio de Ciudadanía e inmigración de aquel país.

9) Visa de inversionista

El 13% de los nuevos residentes en 2018 fue patrocinado por sus empleadores o porque invirtieron dinero en Estados Unidos con la visa EB-5.

Dan la residencia permanente y posteriormente la ciudadanía a quienes invierten $1.8 millones de dólares en zonas urbanas o $900,000 dólares en zonas rurales. La inversión debe generar empleos para los estadounidenses.

10) Ciudadanía por naturalización

La naturalización es el proceso mediante el cual se otorga la ciudadanía estadounidense a un extranjero. Para obtenerla, el solicitante debe cumplir con los requisitos estipulados en la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

Son elegibles quienes han sido residentes permanentes por al menos 5 años. También quienes han sido residentes por 3 años y tienen un cónyuge estadounidense.

El proceso para convertirse en ciudadano no es sencillo, pero el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) ha creado un manual de 10 pasos para hacerlo ordenadamente y con más claridad.