Descubren beneficios de un fármaco para prevenir daños derivados de obesidad

 

 

Se llama “Compuesto 21”, es uno de los medicamentos llamados “huérfanos”, y un equipo internacional de científicos ha descubierto que tiene efectos beneficiosos para prevenir el daño vascular asociado a la obesidad.

El hallazgo, publicado en la revista Clinical Science, ha sido desarrollado por un equipo internacional de investigadores de la Universidad CEU San Pablo, de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Odense en Dinamarca, la Universidad de Maastricht y la Universidad de Hawái.

El tratamiento con ese fármaco previene algunas de las alteraciones propias de la obesidad, ha informado hoy la Universidad Complutense, que ha recordado que las enfermedades cardiovasculares son una de las primeras causas de mortalidad en el mundo y la obesidad constituye un importante factor de riesgo para su desarrollo.

A pesar de que el tratamiento de la obesidad se ha mejorado y ampliado en los últimos años, el daño vascular en pacientes obesos es difícil de revertir, por lo que es necesario investigar más en detalle los mecanismos implicados en su desarrollo y buscar fármacos más efectivos, han destacado los investigadores.

Los investigadores han observado que los efectos vasculares del “Compuesto 21” son independientes de sus efectos metabólicos, ya que no se observan cambios en el peso corporal en respuesta al tratamiento”.

Han apuntado además que los resultados de su investigación sugieren que este medicamento puede contribuir tanto a identificar nuevas dianas terapéuticas como al diseño de nuevos fármacos eficaces en el tratamiento y la prevención de las alteraciones vasculares que se observan en la obesidad.

El “Compuesto 21” está reconocido como un medicamento “huérfano”, los fármacos dirigidos al tratamiento de enfermedades muy infrecuentes que no son desarrollados ampliamente por la industria farmacéutica por razones económicas pero que sí responden a necesidades de salud pública.

En este caso está indicado para el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática, tanto por las autoridades regulatorias europeas como por las de Estados Unidos, y se encuentra además en fase de estudio y ensayos clínicos para el tratamiento de la covid-19.

EFE