Mató a puñaladas a un compañero tras pedirle que lo acompañara a su casa en Inglaterra

Foto: Google Maps

 

Hasta en las más pequeñas edades, la maldad es posible. Un niño de 14 años engañó a otro, de 12, para acompañarlo hasta su casa, y ahí, apuñalarle hasta la muerte. El joven fallecido, que fue abandonado en un bosque, cumplía 13 años dos días después de ser encontrado muerto en Lincolnshire.

Por La Razón

Roberts, el niño asesinado, fue apuñalado repetidamente en el cuello, el pecho, el abdomen y la cabeza con tal ferocidad que la punta de la hoja del cuchillo se quedó incrustado en su cráneo.

“También, intentó cortarle la mano en el asalto”, aseguran los miembros del jurado. “Después de ser sometido a un salvaje ataque prolongado con un cuchillo y dejarlo morir en el prado, envió un mensaje a otros amigos a través de Facebook diciendo que las cosas habían salido mal”.

Se registró la casa del joven, ya que fue la última persona con la que había sido visto, y era el principal sospechoso. En el jardín, se encontró el cuchillo, debajo de una maceta, y ahí estaba la sangre de Roberts. “También había una camiseta Nike que se encontró parcialmente quemada y en el bolsillo de esa camiseta había unos guantes de látex”.

Para leer más, ingresa aquí