Asesinaron a un periodista a balazos en el sur de México, el segundo de este año

Foto: Cortesía.

 

El periodista mexicano Gustavo Sánchez, quien ya había sufrido un atentado en 2020, fue asesinado este jueves a balazos en el estado de Oaxaca (sur), informaron la Fiscalía y la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Sánchez, quien era editor de un portal de noticias policíacas, fue baleado en horas de la mañana por “sujetos desconocidos que lo agredieron con disparos de arma de fuego” cuando se desplazaba en una motocicleta, señaló la Fiscalía de Oaxaca en un boletín.

Es el segundo comunicador asesinado en México en lo que va de este año, luego del crimen de Benjamín Morales el pasado 3 de mayo en el estado de Sonora (norte), según RSF.

El homicidio de Sánchez en la localidad de Santo Domingo de Tehauntepec se suma al hallazgo, este jueves, del cadáver del comunicador Enrique García, quien había sido reportado como desaparecido en el central Estado de México.

Balbina Flores, representante en México de RSF, aseguró a la AFP que no estaba en capacidad de confirmar si el caso de García está relacionado con su trabajo periodístico.

Sánchez ya había sobrevivido a un atentado en julio de 2020, por lo que tenía medidas de protección.

“Los ataques los había denunciado a la Fiscalía del Estado de Oaxaca, que nunca investigó los hechos”, aseguró Flores al expresar su condena.

Críticas a Fiscalía

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000, según cifras de la Comisión de Derechos Humanos (defensoría).

Tan solo en 2020 fueron ultimados ocho periodistas, de acuerdo con RSF. Más del 90% de los homicidios de reporteros en el país permanecen impunes, denuncian organizaciones defensoras de la libertad de expresión.

La Fiscalía estatal dijo que había desplegado un equipo multidisciplinario en el lugar de los hechos para “dar con los responsables y esclarecer con celeridad este crimen”.

De su lado, la oenegé Artículo 19, que defiende la libertad de expresión, pidió a la Fiscalía General asumir el caso “ante la inactividad de la Fiscalía de Oaxaca en las denuncias previas del periodista”.

Sánchez “había alertado sobre la falta de respuesta de las autoridades ante su caso”, escribió en Twitter la organización, que demandó al gobierno protección para la familia de Sánchez.

Según medios locales, el fiscal estatal habría señalado como “una de las líneas de investigación” el trabajo del reportero durante la campaña para las elecciones legislativas y locales del pasado 6 de junio, que de acuerdo con colegas incluyó críticas a grupos políticos y denuncias de actividades ilícitas.

Saga trágica

El asesinato de Sánchez ocurrió dos días después de que Hugo Amed Shultz, exalcalde del municipio de Chínipas (Chihuahua, norte), fuera condenado a ocho años de cárcel tras aceptar su participación en el asesinato de la periodista Miroslava Breach, en 2017.

Breach fue baleada luego de publicar en el diario La Jornada que delincuentes de varias organizaciones presuntamente buscaban ser candidatos en elecciones locales.

La justicia mexicana también se dispone a dictar sentencia contra un segundo autor material del homicidio del periodista mexicano Javier Valdez, colaborador de la AFP, cometido el 15 de mayo de 2017.

Se trata de Juan Francisco Picos Berrueta, alias “El Quillo”, quien fue declarado culpable el pasado 8 de junio. El presunto autor material, Dámaso López Serrano, “El Minilic”, está preso en Estados Unidos por narcotráfico.

Valdez es recordado por las denuncias plasmadas en sus textos, casi en solitario, sobre las actividades de poderosos grupos criminales como el cartel de Sinaloa, de Joaquín “El Chapo” Guzmán, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

AFP