Por qué la reina Isabel II no puede vender el Palacio de Buckingham

Foto archivo por REUTERS/Toby Melville/Pool

 

El 2020 fue un año muy particular en el calendario de la Reina Isabel, quien suele guardar la misma rutina con el paso del tiempo. Resiliente, como suele ser, ésta no fue la primera vez en la que la monarca tuvo que dejar su hogar y acoplarse a un nuevo estilo de vida, a sus 94 años, una vez más hizo maletas y se refugió en el Castillo de Windsor, en donde permanece hasta ahora. El Palacio de Buckingham, su residencia oficial en Londres, se ha quedado sin ella desde hace más de un año. Los pasillos que suelen estar llenos de vida, incluso cuando la monarca no se encuentra en la capital británica, han visto aminorada su actividad. Pero, a pesar de esto, bajo ninguna circunstancia, la Reina podría deshacerse de esta residencia, ¿Por qué?

Por Hola México

La residencia es propiedad de la Corona, por lo que no pertenece personalmente a la Reina. Esto se explica a profundidad en el sitio de Crown Estate: “El Crown Estate pertenece al monarca reinante ‘con derecho a la Corona’, así que pertenece al monarca por la duración de su reinado, en virtud de su ascensión al trono. Pero no es propiedad privada del monarca, no puede ser vendido por la monarca, ni los ingresos pertenecen al monarca”. Que si no pertenece a la monarca directamente, ¿de quién es? Se trata de una compañía independiente que es manejada por la tesorería del gobierno.

Curiosamente, ésta no es la única residencia real que no pertenece personalmente a la Reina. De hecho, solamente dos de las propiedades que se le conocen son directamente de ella. La primera es Sandringham, conocida por ser donde pasa la Navidad y donde se refugia hasta pasado el día del fallecimiento de su padre. La Familia Real tiene un cariño especial por este lugar, de hecho, los Duques de Cambridge tienen una casa en los alrededores del lugar. La otra propiedad privada de la Reina es el Castillo de Balmoral, en Escocia, donde suele pasar los veranos. Según la Princesa Eugenia, ese es el lugar en donde la Reina vive sus momentos más felices. Recientemente, el Príncipe William hizo referencia a que en Escocia tiene sus recuerdos más felices y también los más dolorosos, pues estaba en Balmoral cuando se enteró del fallecimiento de su madre.

Para leer más, ingresa aquí