Kim Kardashian reveló que estuvo por huir la noche antes de su boda con Kris Humphries

Foto: Archivo

 

Después de 14 años y 20 temporadas aireando en televisión sus amores, rupturas, enfados, vergüenzas y dramas, el programa de telerrealidad de la familia Kardashian llegará a su fin en pocos días. Por eso, las famosas hermanas, Kourtney, Kim, Khloé, Kendall y Kylie —acompañadas de su madre y manager, Kris Jenner—, se han decidido a formar parte de un especial, una larga entrevista que se emitirá en dos partes y cuyo primer episodio vio la luz la noche del jueves en Estados Unidos. En ella, y a preguntas del entrevistador, Andy Cohen, revelaron aspectos de sus vidas que no se habían podido ver en el reality, además de entresijos del mismo, como que suelen dejar que se grabe absolutamente todo lo que hacen y lo que les pasa (pese a que a veces no les gusta que se vea, como les pasa con peleas o enfrentamientos) o que Kris Jenner, como agente de sus hijas, no se arrepiente ni se avergüenza de ganar una comisión gracias a ellas.

Por El País

En la charla, Kim Kardashian se convirtió en protagonista. Es la más famosa de las hermanas, y así lo ha sido desde el primer momento del programa. De hecho, Kardashian confesó que si no hubiese sido por una grabación sexual suya que se hizo pública, el formato no habría sido tan famoso. “¿Crees que el programa habría tenido ese masivo éxito inicial sin la publicidad que rodeaba a la cinta de contenido sexual?”, cuestionaba Cohen. “Echando la vista atrás, probablemente no”, reconoció Kardashian. “Creo que todo pasa por una razón y cada vez que pasa algo, un gran escándalo con el que te parece que no puedes respirar, que no vas a superarlo… Siempre es una lección”.

Esa grabación es una cinta sexual privada que grabó Kardashian con su entonces novio, el rapero Ray J, en el año 2002, cuando celebraron juntos el 23º cumpleaños de ella. Una productora pornográfica la compró y la publicó en 2007, lanzándola a la fama. Ella contó hace un par de años que había tomado éxtasis cuando la grabó. Su madre, Kris, siempre ha negado que fuera ella quien filtrara la cinta, pero sí es cierto que esa instantánea fama adquirida por Kim fue la mecha perfecta para que Kris lograra vender a la cadena E! el reality que quería desde hacía tiempo, y para que el formato se convirtiera en un enorme éxito.

Las relaciones de Kardashian también se convirtieron en tema principal de la entrevista. La empresaria habló sobre su matrimonio con el jugador de baloncesto Kris Humphries, que tuvo lugar en 2011 y que solo duró 72 días. Ella quiso negar las acusaciones de que fue un montaje. “El programa obviamente nos pagó una cantidad por rodarla. Yo cogí todo ese dinero y el de Kris porque quería una boda más grande que la que nos pagaban”, contó. “Usé todo el dinero de la producción en la boda. Así que si hubiera sido falsa, me lo hubiera ahorrado”, cuenta sobre un enlace cuyo coste se calculó en unos 10 millones de euros.

Para leer más, ingresa aquí