La ONU y sus socios humanitarios lanzaron un plan de respuesta para ayudar a migrantes venezolanos

Ciudadanos venezolanos ingresan a Colombia a través de pasos irregulares, el 16 de febrero de 2021, en Cúcuta (Colombia). En Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander y que tiene el principal paso fronterizo con Venezuela, viven 96.133 de los más de 1,7 millones de migrantes de ese país que se han establecido en Colombia. EFE/ Mario Caicedo

 

Las Naciones Unidas y socios humanitarios lanzaron el Plan de Respuesta Humanitaria 2021 de Venezuela con el objetivo de asistir a 4,5 millones de mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes vulnerables. El Plan hace un llamamiento de $708,1 millones de dólares.

“El Plan busca dar continuidad y ampliar el impacto de la respuesta humanitaria en Venezuela. A lo largo de 2020, alcanzamos a 4,9 millones de personas con algún tipo de asistencia, demostrando la capacidad de las Naciones Unidas y de nuestros socios de adaptarnos a un nuevo contexto marcado por la pandemia y de llegar con asistencia a la población más vulnerable, entre la que se encuentran mujeres, niñas, niños y adolescentes”, dijo Jan Harfst, Coordinador Residente de las Naciones Unidas y Coordinador Humanitario encargado en Venezuela.

Este Plan, que es una actualización del de 2020, tiene como objetivo prestar asistencia de emergencia para salvar vidas, asegurar los medios de vida mediante un mejor acceso a los servicios básicos y garantizar la protección de los más vulnerables. Hasta la fecha, los donantes internacionales han aportado $83,9 millones de dólares en 2021. Lograr las metas de financiación y de acceso a las personas más vulnerables permitirá la implementación de 223 proyectos por parte de 144 actores humanitarios, que incluyen agencias de las Naciones Unidas y ONG internacionales y nacionales que trabajarán en colaboración con las instituciones nacionales. La asistencia se centrará en los sectores de salud; agua, saneamiento e higiene; seguridad alimentaria y nutrición; alojamiento; protección; y educación.

“Hacer frente a la pandemia atendiendo la salud de la población continúa siendo una de nuestras prioridades, aunque también estamos enfocados en abordar otras necesidades relacionadas con los medios de vida, acceso a servicios básicos y la protección de la población más vulnerable, entre otros”, afirmó Harfst. “Agradezco a los donantes su solidaridad, porque en 2020 contribuyeron con cerca de $258 millones de dólares a la respuesta, y hago un llamamiento para que aumenten su apoyo este año y nos ayuden a atender las necesidades humanitarias más urgentes”.

En 2021, la capacidad operacional para implementar el Plan de Respuesta Humanitaria se ha incrementado debido al aumento de los actores humanitarios, entre los que se encuentra el Programa Mundial de Alimentos. Para facilitar el trabajo de estos actores, las Naciones Unidas hace un llamamiento para garantizar el acceso humanitario, incluyendo a las ONG nacionales e internacionales. En este sentido, es necesario promover espacios de diálogo y de construcción de confianza entre todas las partes para promover la acción humanitaria con base en los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia y asegurar la protección de todo el personal humanitario.