Los 79 años de Paul McCartney: Infidelidades al descubierto, un divorcio millonario y la paz con su última esposa

 

 

La estabilidad de su indiscutida carrera en el mundo de la música siempre contrastó con las tempestades de su vida personal. Sir Paul McCartney, quien hoy cumple 79 años, pasó por todos los estados civiles: soltero, casado, divorciado, separado, viudo y concubino.

Por Infobae

Se casó en tres oportunidades y tuvo cuatro hijos: los tres mayores fruto de su relación con la fotógrafa Linda Eastman, y la menor, hoy de 18 años, de su matrimonio con la ex modelo Heather Mills. Aquí, un breve repaso por la vida amorosa de Sir Paul.

Dorothy Rhone:

La relación comenzó cuando Paul tenía 17 años y Dorothy se convirtió en su primera novia. Vivieron un apasionado romance, que duró casi tres años, y estuvieron a punto de casarse cuando se enteraron que iban a ser padres.

“Dot” vivía con la novia de John Lennon -Cinthya Lillian Powell, quien luego se convertiría en su primera esposa- y le dio la noticia de su embarazo a Paul cuando volvió de una gira con los Beatles por Hamburgo.

De inmediato, los futuros padres comenzaron a planificar su boda, pero el destino cambió su historia cuando el embarazo se perdió por aborto espontáneo. Finalmente, el casamiento se canceló y la pareja se disolvió.

 

Paul McCartney y su primera novia, con quien estuvo a punto de casarse, Dorothy Rhone

 

Jane Asher:

Tras su ruptura con Dorothy Rhone, Paul tuvo varios amoríos sin trascendencia aunque algunos saltaron a la luz, como el que vivió con una ex novia de John Lennon, quien después se convertiría en pareja de George Harrison.

Durante una presentación en el Royal Albert Hall de Londres, Paul quedó deslumbrado con la actriz Jane Asher, quien esa noche se desempeñó como entrevistadora para la BBC. La atracción fue mutua e inmediata. Desde ese momento, la pareja se embarcó en una apasionada relación, que inspiró a Paul a escribir más de 15 temas, como “And I love her”, “Yesterday” y “My love”.

 

Paul McCartney y Jane Asher: fue la segunda propuesta de casamiento que el Beatle no pudo concretar, luego de que su novia descubriera una infidelidad (Foto: Getty Images)

 

La relación creció a pasos agigantados y, al poco tiempo, el artista compró una casa ubicada sobre Cavendish Avenue, donde empezaron la convivencia con planes de boda. De hecho, a fin de 1967 anunciaron su compromiso, pero el casamiento nunca se concretó.

En paralelo, el Beatle comenzó un amorío con la modelo Maggie McGivern y, por si fuera poco, otro con la guionista Francie Schwartz. Finalmente, las infidelidades de Sir Paul quedaron al descubierto, cuando en 1968 la misma Jane Asher lo encontró con Schwartz… en la cama de la mansión que compartían.

La discreción con la que Jane manejó la ruptura -tras ver el engaño de Paul con sus propios ojos- contrastó con el alto perfil que Schwartz eligió, ya que decidió monetizar la relación y le vendió su historia a la revista Rolling Stone.

Linda Eastman:

Tras el final de la relación con Jane, el músico siguió saliendo con la modelo, Maggie McGivern, a quien abandonó definitivamente cuando la fotógrafa Linda Eastman apareció en su vida. Se conocieron en 1968, cuando coincidieron en un concierto de Georgie Fame, que se llevó a cabo en el club Bag O’Nails, en Londres.

Se casaron el 12 de marzo de 1969, en Londres. A pesar de que buscaron que su boda pasara desapercibida, los fanáticos de Beatles se agolparon frente al registro civil, junto con toda la prensa nacional e internacional.

Estuvieron juntos por 30 años. En alguna ocasión, Paul reveló que durante todo su matrimonio solo durmieron separados durante 10 noches: el tiempo que estuvo detenido en Tokio por posesión de marihuana.

 

Paul McCartney y su primera mujer, la fotógrafa y activista, Linda McCartney, con quien conformó el grupo musical, “The Wings” (Foto: Getty Images)

 

Su matrimonio se consolidó, al punto que se convirtieron en una de las parejas más duraderas y estables del mundo del rock. Se volvieron inseparables y hasta formaron un grupo musical llamado “The Wings”, cuando The Beatles se disolvió en 1970. Consciente de su gran potencial como solista, Paul fue el primero que presentó la renuncia.

De la mano de su esposa, Paul encontró la calma por muchos años y la acompañó en todas sus pasiones, como cuando se sumergió junto a ella en el mundo de la cocina vegetariana -la alimentación que él también eligió- y la apoyó en la publicación de todos sus libros de recetas, como “Linda McCartney´s Home Cooking”, “Linda’s Kitchen” y “Simple and Inspiring Recipes for Meatless Meals”.

También, su mujer tuvo mucho éxito en Inglaterra y en los Estados Unidos con “Linda McCartney’s Foods Company”, una empresa de cocina vegetariana.

 

El matrimonio junto a sus hijas mayores, Mary y Stella, y Heather, hija de Linda -fruto de una relación anterior- que Paul adoptó. Unos años después, se convertirían en padres de James

 

Linda -que, además, fue una gran activista por los derechos de los animales- se convirtió en la madre de Mary (1969), Stella (1971) y James McCartney (1977). La fotógrafa ya tenía una hija mayor fruto de una relación anterior, Heather, que fue adoptada por Paul. Cuando su madre y el músico se casaron, ella tenía 6 años. De paso, él le escribió una de las más bellas canciones de amor, llamada precisamente “My love”.

En 1995, la tragedia golpeó intempestivamente a la familia, cuando Linda se enfermó de cáncer de mama, con metástasis en el hígado. A pesar de los tratamientos que realizó para poder curarse, tres años después, en 1998, la primera esposa del Beatle falleció en Tucson, Estados Unidos.

 

Estuvieron juntos durante 30 años, hasta que Linda enfermó de cáncer y falleció (Foto: Getty)

 

Heather Mills:

Tras la muerte de Linda, Paul quedó devastado. Sin embargo, en 1999 rehizo su vida con la modelo Heather Mills, a quien le llevaba 26 años. Siete años antes, Heather había sido atropellada por un policía motorizado mientras cruzaba la calle. Por el accidente, tuvieron que amputarle la pierna izquierda, a la altura de la rodilla. Sin embargo, su carrera no quedó trunca y siguió modelando con una prótesis.

La pareja se conoció en el ‘Heather Mills Trust’, una entrega de premios cuyo fin es ofrecer prótesis a personas necesitadas. El 11 de junio de 2002, se casaron en un castillo irlandés y, un año después, se convirtieron en padres de Beatrice Milly. Pero cuando la pequeña cumplió tres años, la relación entre ellos ya no estaba bien y, finalmente, Paul se fue de la casa.

 

Se conocieron en una entrega de premios, se casaron y se convirtieron en padres de Beatrice. Cuando la niña cumplió 3 años, el Beatle abandonó la casa (Getty Images)

 

A partir de ese momento, se desató una guerra por el multimillonario divorcio, ya que Heather pretendía 250 millones de dólares, alegando que la fortuna de su ex marido ascendía a 1.600 millones de dólares.

A pesar de que su imagen quedó malparada, en 2008 sus abogados lograron un acuerdo impactante: 33 millones de dólares, más activos por otros 15,6. También, el pago anual de 70 mil dólares para su hija.

 

El matrimonio se disolvió tras un divorcio millonario (Foto: FilmMagic, Inc)

 

A la salida de la corte, Paul se retiró cabizbajo y no hizo declaraciones a la prensa. Por el contrario, su ex mujer acaparó los flashes y las portadas de la prensa internacional.

“Estoy tan feliz y tan contenta de que esto haya terminado. Fue un resultado increíble para asegurar mi futuro, el de mi hija y el de todas las organizaciones benéficas a las que obviamente planeo ayudar… Porque como ustedes saben, esa ha sido mi vida los últimos 20 años’’, expresó Heather con una sonrisa.

 

La ex modelo se convirtió en activista y prometió usar una parte del dinero para colaborar en las causas que apoya (Foto: Getty Images)

 

Nancy Shevell:

En 2007, un año antes de que el divorcio de Heather llegara a su fin, Paul comenzó una relación Nancy Shevell, una vieja amiga de Linda nacida en Nueva York, 18 años menor que él.

La empresaria estadounidense trabajaba en la Autoridad del Transporte Metropolitano de Nueva York, pero además, se desempeñaba como vicepresidente de los negocios de su familia, New England Motor Freight, Inc., y el grupo Shevell.

 

Nancy Shevell era una amiga de su ex mujer, Linda (Foto: Getty Images)

 

La pareja se casó en 2011, en una discreta ceremonia en el registro civil de Old Marylebone, en Londres, el mismo lugar en el que el Beatle contrajo enlace con Linda. Una vez declarados “marido y mujer”, el matrimonio se dirigió a un templo cercano a su casa en St John’s Wood, al noroeste de Londres, para celebrar la festividad judía Yom Kippur, ya que Nancy profesa esa religión.

A diferencia de lo que sucedió con Heather Mills, los hijos de Paul y Linda aprobaron la relación de su padre, con quien mantienen un vínculo tan estrecho como armonioso. La paz parece haber llegado para quedarse en la turbulenta vida amorosa del Beatle.

 

El músico y Nancy Shevell en el día de su boda (Foto: FilmMagic)

 

Hoy, a los 79 años, el músico continúa viviendo junto a Nancy (61), quien se convirtió en la última dueña de su corazón aunque, en cuestiones amorosas, con Sir Paul nunca está todo dicho.

Nancy Shevell se convirtió en su tercera esposa y quien lo acompaña desde 2011 (Foto: Getty)