Enfermedades, polémicas declaraciones y vergüenza: Las estrellas infantiles que huyeron de la fama

Estas estrellas infantiles decidieron cambiar la fama por el anonimato a temprana edad. (Fotos: Reuters / Instagram / Archivo / @celebbdays1- Twitter / Nickelodeon)

 

La fama puede ser un arma de dos filos, en Hollywood abundan las historias de estrellas que colapsaron una vez que tocaron la cima, pero la situación puede ser mucho más compleja cuando el dinero y los halagos llegan a pronta edad.

Por infobae.com

Estas son las historias de estrellas infantiles que decidieron huir de la fama luego de convertirse en iconos a nivel mundial. “Malcolm el de en medio”, “Two and a Half Men” y “iCarly”, marcaron sus vidas, pero también el fin de sus carreras.

Frankie Muniz: la enfermedad que borró el rastro de una estrella

A inicios del 2000, Frankie Muniz dio vida a ‘Malcolm’, un niño con un intelecto extraordinario que enfrenta la vida en familia, en la exitosa serie de televisión cómica Malcolm el de en medio, o sencillamente conocida como Malcolm.

Durante los seis años que estuvo al aire, Frankie se ganó el amor del público, los críticos, varios premios y la jugosa cantidad de USD 40 millones. Se convirtió en un fenómeno que auguraba una carrera fructífera en el mundo del entretenimiento: era un niño carismático, talentoso y tenía todo para triunfar en Hollywood.

Además de la serie en la que actuó junto a Bryan Cranston, quien interpretó a un inestable padre de una familia de seis — posteriormente siete — integrantes, Muniz ganó fama por su trabajo en otras producciones infantiles de la época, como Sabrina, la bruja adolescente y El agente Cody Banks, en el 2003.

Sin embargo, a pesar de que Frankie consiguió algunos papeles en la industria, nunca consiguió repetir la hazaña. Pronto decidió decantarse por otra de sus pasiones: los automóviles y en el 2006, el mismo año en que terminaron las transmisiones de Malcolm, firmó un contrato para formar parte del equipo de carreras de Jensen Motorsport.

“He disfrutado de momentos increíbles estos últimos ocho años como actor. No he hecho nada más que trabajar desde los 12 años, pero mi pasión por los autos veloces y las carreras profesionales, es algo que me emociona perseguir”, declaró Frankie en una conferencia de prensa en donde se anunció que se integraba al equipo retomada por el sitio de Motorsport.

La serie cómica ‘Malcolm el de en medio’ se mantivo al aire hasta el 2007. Fue protagonizada por Frankie Muniz, Brian Cranston, Jake Maczmarek, Erik Per Sullivan, Justin Berfield y Christopher Masterson.

 

Con el paso de los años, la joven estrella se enfrentó, como muchas otras antes que él, a un desafortunado envejecimiento. Hizo algunas apariciones en series de televisión y películas. En el 2017 participó en el famoso concurso de baile estadounidense Dancing with the stars y arrojó luz sobre una triste verdad: no recordaba nada de la serie que lo lanzó a la fama dos décadas atrás.

“La gente piensa que mi mejor año sería el que empezó Malcolm porque me permitió vivir mis sueños. He hecho todo lo que quería hacer, pero la verdad es que no recuerdo mucho de eso. Creo que casi parece que no era yo. No hay sentimientos negativos, simplemente no me acuerdo. (…) Realmente no tengo recuerdos de estar en la serie, mi memoria de estar en la ficción es ver los episodios. Me siento un poco triste por ello.”, expresó Muniz durante un video que se transmitió en el concurso de baile.

Frankie, según explicó, habría sufrido ataques isquémicos transitorios desde antes de su carrera como piloto. A lo largo de su infancia, sufrió nueve conmociones cerebrales que podrían haberlo afectado: “Tengo el cuerpo de un hombre de 71 años”, expresó en el mismo espacio.

Actualmente, Muniz vive en Scottsdale, Arizona, junto a su esposa Paige, quien le ayuda con su pérdida de memoria y lleva un registro de la vida que llevan juntos, en caso de que Frankie necesite recordarlo algún día. Por lo pronto, ‘Malcolm’ disfruta de una vida tranquila, lejos de los reflectores, y de la paternidad de Mauz, su primer hijo, con quien se muestra sumamente feliz en redes sociales.

Angus T. Jones: un llamado a “dejar de llenarse la cabeza de porquería”.

‘Two and a half man’ se mantuvo al aire por 12 temporadas y contó con las actuaciones pincipales de Charlie Sheen, Jon Cryer y Angus T. Jones. En el 2011, Charlie dejó la serie y entró Ashton Cutcher en su lugar.

 

Uno de los sitcom estadounidenses más recordados es la comedia Dos hombres y medio. La serie sigue las peripecias de un personaje soltero, mujeriego y con problemas con la bebida, ‘Charlie Harper’, cuando su hermano ‘Alan Harper’, —recién divorciado, inseguro y solitario— y su hijo, ‘Jake’, se mudan para vivir en el mismo techo.

Con una serie de problemáticas y situaciones cómicas cotidianas, la serie se ganó el cariño del público y se extendió durante 12 temporadas, desde su estreno en el 2003, hasta el final de la serie en el 2015. Sin embargo, los escándalos alrededor de los actores fueron abundantes a lo largo de los años y terminaron con ella.

Angus T. Jones, originario de Austin Texas, comenzó su carrera en el estrellato desde muy joven. Con apenas 8 años de edad ya participaba en algunos comerciales y un año después, sin ninguna experiencia seria en la actuación consiguió el papel del pequeño niño rubio que lo lanzó a la fama.

En ese entonces, según la revista PeopleAngus ganaba al rededor de USD 350 mil por episodio, lo que le ganó el título de uno de los adolescentes más ricos del 2011, de acuerdo con el ranking de la misma revista y que incluyó a otras celebridades como Justin Bieber y Miley Cirus.

En el 2011, Jones tuvo un accidente por consumo de drogas y, durante una conversación con un amigo, tuvo un “despertar espiritual hacia Dios” y comenzó a buscar en diversas iglesias hasta encontrar una congregación adventista.

 

Un año después de aquel ranking, cuando Angus ya llevaba alrededor de 10 años interpretando a ‘Jake’, hizo una polémica declaración y pidió al público que dejara de “llenarse la cabeza de porquería” con el show: “Si ustedes ven ‘Two and a Half Men’, por favor dejen de verlo. Yo estoy en ‘Two and a Half Men’ y no quiero estar”.

“Por favor dejen de verlo, dejen de llenarse la cabeza de porquería. Jake de ‘Two and a Half Men’ no significa nada”, declaró en el testimonio que ofreció a la Iglesia Cristiana Forerunner y que después publicaron en YouTube. En el audiovisual, Angus simplemente argumentó que el show, debido a sus constantes escándalos y trama, simplemente no promovía lo que él tan desesperadamente buscaba después de lidiar con el abuso de sustancias a lo largo de su adolescencia.

“No puedes ser una persona temerosa de Dios y participar en un programa de televisión como ese. Yo sé que no puedo. No estoy cómodo con lo que estoy aprendiendo en la Biblia y con estar en ese show”, concluyó sobre su personaje, que se caracterizaba por ser glotón y perezoso.

Así selló su final en el programa televisivo. Aunque regresó para participar en el último episodio, decidió llevar una vida lejos de los reflectores y volcarse hacia otra de sus pasiones: la música, misma que comparte desde redes sociales con sus seguidores.

Jennette McCurdy: la vergüenza de ser ‘Sam’

Jennette dio por terminada su carrera como actriz en el 2016. Sin embargo, actualmente ejerce como cantante y es una reconocida figura pública. Foto: Nickelodeon

 

Durante la década del 2010, la actriz juvenil Jennette McCurdy era uno de los rostros más reconocidos dentro de las producciones infantiles de Nickelodeon. Sin embargo, eso cambió cuando la rubia decidió alejarse de la pantalla chica para tener sus propios proyectos.

La estrella de sitcoms cómicos como iCarly y posteriormente Sam & Cat, comunicó que no sería parte del esperado regreso de la serie que protagonizó junto a Miranda Cosgrove este año y habló sobre su retiro de la actuación a causa de la vergüenza que pasó durante esos años.

Y es que, en realidad, Jennette incursó en la industria del entretenimiento con el objeto de apoyar económicamente a su familia, pero jamás consideró vivir de la actuación, especialmente porque consideró que no se le tomaba en serio.

“Estoy muy avergonzada de los papeles que he hecho en el pasado. Me siento tan insatisfecha por los papeles que interpreté y sentí que era lo más cursi, vergonzoso… Me imagino que hay una experiencia muy diferente con la actuación si estás orgullosa de tus papeles”, abundó durante el podcast, Empty Inside, hace unos días.

En el 2019, Jenette habló por primera vez sobre sus desórdenes alimenticios y aseguró que durante su carrera en la televisión comenzó a medir obsesivamente algunas partes de su cuerpo. (Foto:Archivo)

 

“Lo dejé inicialmente hace unos años porque inicialmente no quería hacerlo. Mi familia no tenía mucho dinero y esta era la salida, lo que en realidad creo que me ayudó a alcanzar cierto grado de éxito”, confesó Jennette, quien no descartó regresar a la pantalla en caso de que sea otra oferta.

Si se tratara de un director al que realmente admiro o de alguien cuyo trabajo realmente admiro, entonces estaría muy emocionada. Pero sólo es por mi pasado y yo dije ‘Ok, bueno, esto es lo que la industria ve en mí’”, concluyó.

Pero, más allá de la vergüenza, McCurdy tuvo una dura experiencia durante sus años como estrella juvenil. En el 2019, también confesó los problemas de anorexia y bulimia con los que vivió durante más de 10 años y contra los que todavía lucha.

“Cuando era una actriz infantil que trabajaba en Hollywood, rápidamente aprendí que seguir siendo físicamente pequeña para mi edad significaba que tenía más posibilidades de conseguir más roles”, escribió en un ensayo publicado por Huffington Post.

Cuando se convirtió en una estrella de la cadena Nickelodeon, son tan sólo 15 años, McCurdy se obsesionó con su cuerpo. “Supervisé cada bocado que tomé. Hice ejercicio obsesivamente. Medí mis muslos con una cinta métrica todas las noches antes de acostarme”.

Macaulay Culkin: la disputa millonaria que lo llevó a renunciar

El originario de Nueva York, Estados Unidos, también ganó fama por su estrecha relación con Michael Jackson, con quien mantuvo una amistad hasta el fallecimiento de este último. (foto: “Mi pobre angelito”)

 

Con tan sólo 10 años de edad, Macaulay Culkin ganó fama mundial gracias a la clásica película navideña Mi pobre angelito. Pero el éxito, que trajo consigo cantidades millonarias de dinero por su trabajo, pronto devino en una querella legal por la que se mantuvo alejado de las cámaras durante años.

En cuanto el infante comenzó a genar cantidades importantes de dinero, su fortuna quedó en manos de sus padres, quienes, según descubrió, le habían robado: “Era un mal hombre, era abusivo física y mentalmente. Podría mostrarte todas mis heridas si quisiera”, reveló el actor acerca de su padre, Kit Culkin, en una entrevista con Marc Maron hace un par de años.

A los 15 años, Culkin emprendió una querella legal contra sus padres y ganó el caso. Sus tutores perdieron control de los USD 17 millones que tenía el adolescente en su poder, pero el daño ya estaba hecho y decidió alejarse de los reflectores de manera definitiva, al menos se creía en ese entonces.

“Quería tomarme un descanso por un tiempo y eventualmente dije ‘Terminé, muchachos, espero que todos hayan ganado su dinero porque ya no tendrán más de mí’”, expresó durante la entrevista citada.

Branda Song y Macaulay Culkin se conocieron durante la filmación de “Changeland”. En abril de este 2021 se convirtieron en padres de una niña, a la que llamaron Dakota. paparazzi

 

Sobre su retiro de las cámaras, también se especuló que se debió a las adicciones, pero en una entrevista que ofreció en el 2016 a The Guardian, el actor de Mi primer beso (1991) y Ricky Ricón (1994) negó cualquier problema relacionado con los estupefacientes.

“Tuve que comportarme como un adulto cuando era muy niño, pero sin la madurez necesaria para comprender cómo funcionaba el mundo. Ahora soy como un ave de presa que analiza el entorno que le rodea, pero he dejado de pensar en mí mismo como un personaje público, porque es una locura vivir desde esa perspectiva en tercera persona”, reflexionó.

Han pasado muchos años desde la última vez que se le vio en pantalla grande. Sin embargo, continúa siendo una figura pública y es muy activo en redes sociales. Incluso, hace unas semanas, se convirtió en padre por primera vez del bebé que procreó con la también actriz, Branda Song.

Alexa Nikolas: una amenaza que arruinó su carrera

Después de su participación den ‘Zoey 101’, Alexa formó parte de otras series infantiles, como ‘Zack y Cody, gemelos en acción’. Sin embargo, no obtuvo un papel importante desde entonces. Foto: Archivo

 

En el 2005, la actriz Alexa Nikolas saltó a la fama por su participación en la serie infantil Zoey 101. En ese entonces, Nikolas daba vida a ‘Nicole’, una joven sumamente cómica y alegre que era la mejor amiga de ‘Zoey’, Jaime Lee Spears.

Sin embargo, a pesar de su talento, Alexa desapareció después de la segunda temporada. Mucho se ha especulado sobre las razones por las que dejó la producción. Algunas versiones apuntan que fue por algunos malos entendidos con la hermana de Britney Spears.

“Fue horrible, fue, probablemente, la peor experiencia. Sé que mi personaje se ve tan feliz y esa el parte más triste de todo esto. ‘Nicole’ es una amiga increíble y dulce. Es un personaje que quiero mucho (…) pero la experiencia en el set terminó siendo drásticamente diferente”, recordó Nicole en un video de su cuenta oficial de Instagram hace un par años.

“Cuando tomé el papel estaba muy emocionada, especialmente por conocer personas de mi edad, pero la realidad es que el personaje principal no quería ser mi mejor amiga en la vida real. Era distante conmigo, yo no esperaba eso, fue muy duro”, concluyó.

En el 2019, Alexa acusó a Dan Schneider, productor y creativo de Nickelodeon, de ser un pederasta. Sin embargo, no dio detalles sobre las presuntas agresiones. (Nickelodeon archivo)

 

Incluso, según contó ella misma en redes sociales, la mala relación escaló a tanto que Britney le gritó y la amenazó con poner en riesgo su carrera. A pesar de su corta edad.

Desde que se despidió de la serie, Alexa obtuvo algunos papeles pequeños en otras producciones, como The Walking Dead. No obstante, su carrera en la actuación quedó aparentemente estancada y se decantó por perseguir una oportunidad en la música con el proyecto “Nova”.