Rafael Rodríguez Mudarra: La Solución Nacional busca caminos

La Plataforma Unitaria Electoral tenida como  un compromiso: de gran significado para el entendimiento resuelto del venezolano opositor. No ha surgido como fruto del azar, o por casualidad fortuita; o, como desgracia imprevista para el cambio de un régimen que de continuar, como muy pocos quieren, sería por  la imposición de un diálogo sin concurrencia de aceptación, cuajado en el cenáculo de un pequeño componente militar, guarecidos con una figura incordio inhalado de la sociedad civil, la que haciendo las veces de presidente, se ha convertido en instrumento expedito para la perpetuación  en el poder: a las vez que continuar las fechorías que  ha venido cometiendo en la desastrosa conducción de la República, haciendo propio el habernos llevarnos a ser la nación de  régimen más autoritario de América , muy por encima de Cuba, a la vez que aumentar el repudio de los nacionales, como de  grandes potencias que hoy luchan por la instauración de los derechos inherentes a la persona humana; y se asocian para buscarnos salidas  de presencia en el concierto de naciones libre, democráticas  y soberanas.

           Venezuela la otrora prospera, admirada por su comprobado progreso, con desarrollo científico y cultural; con profesionales  de varias licenciaturas; con la llegada al poder de lo que se ha dado en llama la revolución  chvista- comunista; su desarrollo económico dejó de existir. Su progreso pertenece al pasado. Todos está detentado por una infestada cúspide proveniente de castas obsesionadas por el despilfarro, como fuente para el lujo superfluo.  

                Lo epónimo es usual en la función pública. La administración, precedente de probidad fue secuestrada, desplazada y legada sin escrúpulos a un grupo de militares activos, incapaces para el desempeño en la función pública, acarreando  la más grande e irreversible  migración de nuestros nacionales.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   La educación bajó a niveles de deterioro inaudito, los servicios  públicos colapsados. Se carece de asistencia sanitaria. Las enfermedades se extiende a los niños con fuerza irreparable; campea la falta de idoneidad producto de la escogencia a dedo de los servidores públicos, como fuerza de poder. 

        A partir de noviembre  de 2017 se  nos instaló  una hiperinflación de las de mayor  duración  en la región: El  gobierno agotó la fuente genuina de financiamiento; acude  al BCV para generar dinero inorgánico. Todo debido a que al ineficaz mandato de NM. El Dólar  reemplaza al bolívar haciendo  espontaneo  su vigencia. Aumenta la pobreza que con ese signo ha pasado a ser miserable.

       La divisa gringa goza del respaldo del régimen. Todo se cobra en dólares. No se da vuelto. Se transformó en medio eficaz para que comerciantes inescrupulosos conviertan la usura en un oficio, que hace  de su valor una fuente de dineros mal habidos.

       ¿Por qué padecemos  esta situación que hace ricos a unos pocos, que  se han apropiado de los recursos de nuestro situado? El gobierno quiere hacer universal. Le da pregón al de que nuestra miseria es causada por los yanquis,  dado las sanciones impuestas a funcionarios del régimen. Por lo que compartir los argumentos de un Estado fallido y forajido  que crea supuestos para justificar el mal ocasionado a la población, nos haría cirineo de un gobierno usurpador que contó con la abstención del 80% de los electores, que condenaron como fraudulento la elección de la AN, que se dice legítima 

        La verdad de lo que estamos padeciendo y las razones que nos hace hartos de parecerla, donde no se le pone término al latrocinio; ni cese a las humillaciones  contra el ciudadano; donde los que se dicen dirigentes del proceso pasan por delante de la gente miserable, muy ufanos, luciendo alardes de posturas comunistas, profiriendo lecturas bíblicas, llevándonos a la convicción, de que por más dinero que dilapiden en la captación de conversos, no se les será posible cambiar la mentalidad resuelta del que hace conciencia, de cambio en las filas decididas de la oposición.

      ¿Dónde está la causa que nos lleva y nos mantiene en pie de   lucha contra un régimen insoportable?: Es única, perdura  protegida con leyes elaboradas por una AN espuria, con pleno respaldo del TSJ; con una entelequia de Fiscalía General; con contralor indecoroso; pues  bien, dicho, sea: no es otra; que la que nos lleva a afirmar que ha consistido en la arbitrariedad  con qué se han ejercido las funciones; y de medios que reposan en la corrupción, que  no consideran válidos  los actos  que se fundamentan  en una norma legal, haciendo del manejo corrupto de los fondos del Estado, una práctica que consiste  en el uso del  poder para sacar un provecho. Los casos de corrupción en Venezuela copan  las primeras planas de los diarios del mundo: El tráfico de influencia; el soborno y el fraude son prácticas concurrentes  e impugnes. Nos dan nota del gobierno perverso, con pronunciamiento de rechazo.

¿Cómo ponerle fin a un régimen indeseado: que gobierna con el zurriago  de los que le han dado un respaldo impostor? La oposición ha logrado el clima unitario para la lucha a fondo. Se ha deslastrado de sujetos que quisieron convertirla en rebaño de la infección chavista. Acrecienta el apoyo internacional, Juan Guaido  se ha libertado de ataduras. Se activa para la lucha. El pueblo  se solidariza con su propuesta, la estima medio para vencer  la crisis; le da autoridad para la resolución de conflictos: ir a una negociación, la que de no darse  facilitaría el resuelto  para otros  medios de lucha. No es el falso dialogo  que le ha sirva a Madura para la chancas y mofas. Es el camino para elegir al Presidente de la República con libertad. Concurrir  a las elecciones  fraguadas a  imagen y semejanza NM, conlleva a  la reacción contumaz del que busca el pan, el trabajo, la convivencia y la paz. Tenemos que buscar soluciones  en la Constitución para libertarnos del régimen de fa-facto. El pueblo habla en su nombre. Se ha hecho homogéneo. La propuesta de “Solución Nacional”  para   salir de la crisis provocada por Maduro, fuerza respaldar la negociación  propuesta por Guaidó, como  medio  idóneo para resolverla. Otra distinta produce un desenlace no deseado. El pueblo está harto de dictadura. He aquí una propuesta, que abre caminos para la solución nacional.


   Abogado, político. Presidente de URD