INSÓLITO: Mató a su esposa y dijo que unos ladrones la estrangularon frente a su bebé… ¡Pero al final un reloj inteligente lo delató!

Caroline Crouch y Babis Anagnostopoulos

 

 

Un piloto de helicóptero griego fue acusado esta semana de homicidio después de que admitiera haber matado a su esposa a principios de mayo. Antes de su confesión, durante más de un mes mantuvo que su cónyuge había sido asesinada durante un violento robo en su casa en Glyka Nera, en las afueras de Atenas, e incluso apareció en la televisión nacional para contar su “versión” de lo ocurrido el día del crimen, informan medios locales. Así lo reseñó Actualidad RT.

Caroline Crouch, una británica de 20 años que creció en Grecia, fue encontrada muerta en el dormitorio de su casa el pasado 11 de mayo luego de que su esposo, Babis Anagnostopoulos, de 33 años, llamara a la Policía. El hombre señaló a los agentes que Crouch había sido estrangulada por unos ladrones extranjeros que irrumpieron en su propiedad, ataron a la pareja y amenazaron con matar a su bebé, tras lo cual huyeron con 15.000 euros en efectivo (unos 18.000 dólares).

“No lo puedo describir. […] Espero que esto no le pase a nadie más”, dijo posteriormente Anagnostopoulos en la televisión nacional, agregando que “rogó” a los ladrones que no hicieran daño a su familia.

La Policía llegó a ofrecer una recompensa de 300.000 euros (más de 355.000 dólares) por información que permitiera dar con el paradero de los asaltantes, y en los primeros días de investigación fue arrestado un georgiano bajo sospecha de estar relacionado con el caso, según BBC.

No obstante, poco después los agentes lograron determinar que Anagnostopoulos inventó la historia del robo y que él mismo era el responsable de la muerte de su esposa. Este jueves, el hombre admitió haber asfixiado hasta la muerte a Crouch durante una pelea en la que la mujer había amenazado con dejarlo y llevarse a la hija de ambos.

Para continuar leyendo te invitamos a visitar el portal web de Actualidad RT.