La Uefa no sancionará a Alemania por un gesto hacia la comunidad Lgtbiq+

Manuel Neuer ha salido a jugar los partidos de la Eurocopa con una cinta de capitán con los colores del orgullo LGBT (REUTERS/Matthias Schrader)

 

La UEFA no tomará medida alguna contra Manuel Neuer, capitán de Alemania, por lucir en los partidos de la presente Eurocopa contra Francia y Portugal un brazalete arcoíris.

Con información de Infobae y EFE

“La UEFA examinó el brazalete que llevaba el jugador y, considerando que promovía una buena causa, la diversidad, no habrá un procedimiento disciplinario”, informaron a Efe fuentes del máximo organismo futbolístico europeo.

Neuer, capitán del conjunto germano, eligió un brazalete con los colores de la bandera del colectivo Lgtbiq+ en señal de apoyo al mismo. La UEFA no lo ha considerado como un mensaje político, lo que está prohibido en sus estatutos.

Según el sitio alemán NTV y el prestigioso medio The Athletic, la Federación estuvo a punto de recibir una multa económica por esta acción que ha emprendido Neuer en el marco del Mes del Orgullo que se celebra y conmemora durante junio en todo el mundo. Por estatuto, la UEFA prohíbe en sus competencias, “el uso de palabras u objetos para transmitir cualquier mensaje que no encaje con el deporte, concretamente políticos, ideológicos, religiosos, ofensivos o provocativos”.

El arquero del Bayern Munich –histórico defensor de los derechos de la comunidad Lgtbiq+ y uno de los primeros en hablar abiertamente de la homosexualidad en el fútbol allá por el 2011- utilizó el brazalete arcoíris en los partidos que Alemania disputó ante Francia (victoria por 1-0) y Portugal (triunfo por 4-2). También lo había hecho en un amistoso previo ante Letonia, en el que los dirigidos por Joachim Löw se impusieron por una contundente goleada por 7-1.

El arquero es un histórico defensor de los derechos de la comunidad LGBT (REUTERS/Lukas Barth-Tuttas)

 

Esta investigación de la UEFA ha sido seriamente cuestionada en Alemania por referentes de organizaciones de la comunidad Lgtbiq+. También se manifestó en ese sentido el ex jugador Thomas Hitzlsperger, quien en 2014 contó públicamente que era gay y así se convirtió en el primer futbolista profesional de su país en salir del clóset. “¡Vamos, UEFA! No pueden hablar en serio”, escribió en sus redes sociales, junto a unos arcoíris y una foto de Neuer con la cinta de capitán.

Esto ocurre el mismo día en el que el alcalde de la ciudad Múnich, Dieter Reiter, anunció que solicitará a la UEFA un permiso para que el estadio de su ciudad se encienda con los colores de la bandera del orgullo Lgtbiq+ el próximo miércoles cuando la selección de Alemania reciba a Hungría por la última fecha del Grupo F de la Eurocopa.

Se trata de una medida para protestar en contra de una ley aprobada por legisladores húngaros y que prohíbe compartir con menores de edad cualquier tipo de contenido que aluda a la homosexualidad o el cambio de sexo, algo que grupos defensores de los derechos humanos han denunciado como una ley discriminatoria hacia la comunidad Lgtbiq+.

“Este es una muestra importante de tolerancia e igualdad”, dijo Reiter. “Es importante que la capital del estado de Múnich tenga un gesto visible de solidaridad con la comunidad Lgtbiq+ en Hungría, que actualmente sufre con una severa legislación homofóbica y transfóbica por parte del gobierno de Hungría”, agregó el concejo municipal de Múnich en su solicitud.