Un medallón, la sombra de Pablo Escobar y la representación del infierno: Los oscuros secretos del “Chavo del 8

Elenco de “El Chavo del 8” en los años setenta. (Foto: Archivo)

 

Era el 20 de junio de 1971 cuando un niño vestido con pantalones desgastados, camisa a rayas, zapatos viejos y gorra, apareció por primera vez en la televisión mexicana. El Chavo del 8, creación de Roberto Gómez Bolaños, hizo su debut en Televisión Independiente de México, cadena precursora de Televisa.

Por infobae.com

El sketch fue transmitido en el extinto Canal 8 de México y tuvo tal repercusión que para el 26 de febrero de 1973 se convirtió en un programa unitario, uno que marcó un hito porque logró romper las barreras del tiempo y el espacio, y conquistar a generaciones por toda América Latina.

Este personaje arrancó carcajadas a más de 350 millones de personas entre la década de los 70 y 80. Acompañado de personajes como La Chilindrina, Kiko, Doña Florinda, Don Ramón, Señor Barriga y Doña Clotilde, la comedia tierna, aunque a veces con un humor sarcástico, “El Chavo” construyó un nicho que hasta la fecha nadie más ha llenado.

Gómez Bolaños fue bautizado como “Chespirito” por Gaspar Henaine “Capulina”. Según el histórico comediante, el creador del “Chavo” era tan virtuoso al momento de escribir como William Shakespeare y por su estatura -1.62 m- utilizó un diminutivo.

Y es que el “pequeño Shakespeare” retrató la cotidianeidad de las familias mexicanas, la pobreza, la esperanza y la solidaridad con un toque de humor que hacía reír hasta al más escéptico.

Pero aquella serie televisiva oculta una serie de oscuros secretos que contrastan con la tierna historia del niño huérfano cuya comida favorita eran las tortas de jamón.

El verdadero origen de El Chavo

Según Roberto Gómez Bolaños, “El Chavo” no vive en el barril como siempre se pensó. (Foto: © 2015 Zuma Press/The Grosby Group)

 

Muy poco se sabe sobre el verdadero origen de aquel niño que llegó un día cualquiera a la inolvidable vecindad que lo acogió como uno más de sus divertidos habitantes. Sin embargo, varias incógnitas se aclararon en 1995, cuando Roberto Gómez Bolaños publicó el libro El Diario del Chavo del Ocho, en el cual narró a detalle la misteriosa vida de su personaje más famoso previa a conocer a los característicos amigos que lo acompañaron.

Según narra la historia, la madre del Chavo desapareció de su vida un día que lo dejó de recoger en la guardería donde lo encargaba para irse a trabajar. Después de incluso haber estado en un orfelinato como huérfano, aquel niño raquítico vagó hasta toparse con una vecindad, en donde conoció a una anciana que vivía en el departamento 8.

Cuando esta murió, se dice que el Chavo continuó viviendo en aquel departamento, del cual nació su apodo. Incluso, en el libro así lo aclara el mismo Bolaños, y fue algo que impactó a todo el mundo:

“Porque no es cierto eso de que yo vivo dentro de un barril, como han dicho algunos. Lo que pasa es que yo me meto al barril cuando no quiero que los demás se den cuenta de que estoy llorando. Y también cuando yo no tengo ganas de ver a los demás. O cuando tengo muchas cosas en qué pensar”, escribió el comediante.

Además, el autor señaló que el verdadero nombre del Chavo es: Rodolfo Prietro Filiberto Raffaelo Guglielmi.

El vínculo entre El Chavo del 8 y Pablo Escobar

Debido al apabullante éxito que tuvo la serie, a partir de 1977, el elenco comenzó a hacer giras, en donde acostumbraban a cantar, bailar y actuar frente a las audiencias. Entre los países que visitaron se encuentra Colombia, justamente en la época en la que el famoso narcotraficante Pablo Escobar ya acumulaba una gran riqueza.

Pablo Escobar invitó al elenco de “El Chavo del Ocho” a varias fiestas infantiles. (Foto: Archivo)

 

En varias ocasiones, el actor Carlos Villagrán declaró que en plena gira gente que trabajaba para el colombiano les llegó a ofrecer cifras exorbitantes de dinero para acudir a actuar a la fiesta de una de sus hijas. “Tengo ese orgullo de decir no fui, pero sí fue Roberto”, confesó en una entrevista para el diario Basta.

Incluso, Villagrán, en una entrevista para América TV, narró a detalle que, cuando se encontraba en un hotel en Bogotá, acudieron tres hombres con portafolios al cuarto donde hospedada: “Nos presentamos, abrieron un portafolio, sacaron una chequera, me la pusieron en la mesita de centro, la abrieron y me dijeron: ‘Mañana es el cumpleaños de la hija de mi patrón, que ponga usted la cantidad, hasta 1 millón de dólares’. Se me heló el cuerpo”.

El intérprete de Kiko se negó a aceptar la oferta por miedo, pero contó que se enteró que, en giras posteriores, cuando él ya no formaba parte del programa, el equipo de producción sí aceptó ir a festejos de Escobar.

La existencia de una fotografía en donde se observa parte del elenco de El Chavo del 8 en compañía de Pablo confirmaron que en algún momento se encontraron con el fundador de “El Cártel de Medellín”.

El misterioso capítulo 142

En 2012, salió a la venta la serie en su versión en DVD. Los fans se dieron cuenta que la numeración de los capítulos se saltaba uno, el 142. Además, el público notó que la fecha de grabación del episodio faltante coincidió con un “descanso” que se tomó la producción de aproximadamente cuatro meses.

La razón de ello fue que Roberto Gómez Bolaños decidió grabar un video que contara la muerte del Chavo atropellado por un auto, con la intención de generar un impacto en la audiencia.

Antes del capítulo 142 de “El Chavo el Ocho”, ya había otro episodio en donde el protagonista fingía su muerte. (Foto: Captura de Pantalla/ Cronos Films TV)

 

La secuencia dejaría ver cómo el Chavo sale de la vecindad, y mientras el cuadro enfoca a la Chilindrina y a Kiko, se escucha un fuerte golpe. Lo que sigue es una escena donde se ve el cuerpo tirado y ensangrentado del personaje, mientras todos los demás se encuentran alrededor de él llorando.

El equipo, al final, estuvo en desacuerdo, en parte por lo sórdido del contenido, pero también porque muchos consideraron que iba a tener un fuerte impacto entre los niños, que eran la mayor parte de su público.

Debido al gran desacuerdo, la producción decidió darse “unas vacaciones”, y al final el capítulo nunca salió al aire, pero se difundieron diversas imágenes e incluso otra entrega en donde hay otra versión de este triste final, en donde el protagonista fingió su muerte de la misma manera.

El medallón maldito de Kiko

Carlos Villagrán se dejaba ver con frecuencia con un medallón dorado, cuya existencia desató una gran cantidad de teorías conspirativas. (Foto: Captura de pantalla Televisa)

 

Hace unos años, un video de YouTube desató una oscura teoría que hablaba sobre una medalla que se observó en varias fotografías de Carlos Villagrán que, supuestamente, predijo el orden de la muerte del elenco de la serie.

El medallón dorado tenía una forma circular , con las iniciales “RARMERF” en la parte posterior y con una calavera. Según las conspiraciones que se vieron principalmente en redes sociales, cada letra representaba la inicial del nombre del elenco: Ramón Valdés, Angelines Fernández, Roberto Gómez Bolaños, María Antonieta de las Nieves, Édgar Vivar, Rubén Aguirre y Florinda Meza.

La teoría tomó fuerza debido a que Ramón Valdés, Angelines Fernández y Gómez Bolaños sí habían fallecido en ese orden, pues Don Ramón murió de cáncer de estómago en 1988, la Bruja del 71 falleció en 1994 por cáncer de pulmón y el mundo le dijo adiós a Chespirito en 2018.

Carlos Villagrán interpretó al personaje de “Kiko” en “El Chavo del Ocho”. (Foto: Archivo)

 

Los rumores se vieron disipados cuando el mismo Villagrán los desmintió, pues argumentó que lo que trascendió fue una fotografía editada acompañada de un rumor. Además, a partir de Chespirito, el orden de las iniciales se rompió.

Los capítulos censurados de El Chavo del 8

Aunque la serie contó con 330 capítulos, existieron un par que fueron censurados por distintas razones. Uno de ellos relata un sueño que tuvo el Chavo, en donde Doña Clotilde y Don Ramón se casan. El motivo por el cual fue retirado y nunca más transmitido al aire fue que el profesor Jirafales salía vestido de cura, lo que provocó un fuerte roce con la Iglesia Católica, pues a pesar de estar disfrazado así coqueteaba con Doña Florinda.

El otro motivo que llevó a la producción a censurar un capítulo fue el exceso de violencia. En esa ocasión, se observa a Don Ramón trabajando con un martillo en el patio de la vecindad, y accidentalmente se corta un dedo por culpa de “El Chavo”. Después de esta secuencia, hay una escena de golpes brutales en contra de el Señor Barriga que lo dejan ensangrentado. Esta fue una de las primeras veces que el programa dejó ver sangre en su historia.

Un episodio de “El Chavo del Ocho” fue censurado por exceso de violencia. (Foto: Captura de pantalla/ Planet Sansón)

 

A pesar de que la serie no estaba planeada para público infantil, la producción decidió retirar el episodio del aire, aunque en 2009 fue subido a YouTube, donde actualmente todavía se puede encontrar.

Angelines Fernández: De guerrillera a “La Bruja del 71?

Uno de los personajes más polémicos de El Chavo del 8 fue Doña Clotilde, interpretado por la actriz Angelines Fernández, quien en realidad es de origen español y participó en la Guerrilla Republicana en contra del dictador Francisco Franco.

Fernández luchó codo a codo con movimientos obreros, sindicalistas, feministas y republicanos que combatieron al bloque fascista. Debido a su activa participación, fue perseguida por el gobierno, por lo que fue parte del grupo de 25 mil refugiados que llegaron a México por la guerra en 1947.

Al llegar a México, fue actriz radiofónica en la XEW y actuó en películas a lado de Cantinflas y Arturo de Córdova en la Época del Cine de Oro antes de formar parte de la producción de Gómez Bolaños. Angelines falleció en 1994 a los 71 años debido a un cáncer pulmonar.

El Chavo del 8: una representación del infierno y los pecados capitales

Otra de las teorías conspirativas más controversiales es sobre que cada uno de los personajes de la serie representa a un pecado capital. Según los fans, Chespirito habría creado un universo muy al estilo del escritor ingles Shakespeare, en donde las personalidades traería detrás de sí un complejo mensaje subliminal.

Una teoría explica que cada personaje representa a un pecado capital. (Foto: Especial)

 

De esta manera, el Chavo habría representado a la gula, debido a que siempre tiene hambre, sobre todo haciendo referencia a que en la torta de jamón es de carne de cerdo, un producto considerado por las leyes divinas como prohibido.

Don Ramón, por su parte, es la encarnación de la pereza; mientras que el Señor Barriga representa a la codiciaKiko, el niño mimado, representa a la envidia; al mismo tiempo que Doña Florinda y el Profesor Jirafales son la lujuria.

Chespirito vs La Chilindrina

María Antonieta de las Nieves y Chespirito libraron una batalla de 12 años por los derechos de los personajes. (Foto: Archivo)

 

En 2013 finalizó la pelea de 12 años que encarnaron María Antonieta de las nieves y Roberto Gómez Bolaños por los derechos del personaje de la Chilindrina. Después de intentar volver a interpretar a su personaje en 2017, Televisa intentó quitarle al personaje a través de un contrato.

“¿Quién es más dueño de un personaje, el que lo creó físicamente, cómo hablar, cómo reír, cómo vestirse, porque los vestidos me los hacía mi mamá, o la persona que le puso el nombre?”, argumentó en cuanto ganó la demanda.

Chespirito argumentó que quien había creado a los personajes había sido él, pero los actores expresaron que en realidad había sido un trabajo en conjunto.

Gómez Bolaños nunca quiso hablar del tema en público, pero el conflicto llegó a tal punto que -según María Antonieta- fue amenazada incluso por el hijo del comediante, Roberto Gómez Fernández.