Perú aceptó extraditar a alias “Roxy”, venezolana implicada en descuartizamiento

Verónica Andreina Montoya Araujo, de 27 años, implicada en el doble crimen y posterior descuartizamiento de dos personas en 2019. Fuente: RPP

 

 

Pasó de ser oficial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) a una de las más buscadas por Interpol. Acusada de asesinato en su país, se trata nada menos que de la ciudadana venezolana Verónica Andreina Montoya Araujo de 27 años, implicada en el doble crimen y posterior descuartizamiento de dos personas en el distrito de San Martín de Porres en 2019. Estos asesinatos pusieron al descubierto una red de delincuentes venezolanos dedicados a la venta de drogas, prostitución y robos en Lima.

Por Edgar Mandujano | caretas.pe

Días después del crimen, Verónica Montoya Araujo fue intervenida por la policía en una de las discotecas del distrito de Pueblo Libre, lugares nocturnos donde era conocida como “Roxy”. En las próximas horas ella retornará a su país, ya que el Gobierno peruano accedió a la solicitud de extradición pasiva para ser procesada en la República Bolivariana de Venezuela.

Verónica Andreina Montoya Araujo era una asidua de las discotecas, en las que era conocida como “Roxy”.

 

Según un reportaje publicado por el programa periodístico Panorama, Montoya Araujo fue quien presuntamente contrató a un colega de la PNB, que hizo el papel de sicario para asesinar a Mayra Josefina Arias Loreto, madre de su exnovia Karent Adriana Carrillo Arias, según investigación realizada por el Ministerio Público de ese país. “Ese día llegó un hombre a la casa de Mayra, sacó un arma de fuego y le dijo: ´señora, aquí le mandó su hija Karen desde Perú´. Y enseguida le propinó tres disparos en el cuerpo que le causaron la muerte”.

Resolución de extradición de Verónica Andreina Montoya Araujo.

 

“Roxy” viene cumpliendo prisión preventiva dictada por la Corte Superior de Justicia de Lima, medida que se dictó con el objetivo de que ella sea extraditada a su país de origen, ya que se encuentra requerida por la justicia de Venezuela por ser la presunta autora intelectual del asesinato de la madre de la mujer de la que estaba enamorada porque esta no le hizo caso. Según la justicia de Venezuela, a la joven de 27 años le espera una condena no menor de 30 años.

Lea más en caretas.pe