¿Tango para abuelos? No en Venezuela

Gira tango – Foto Difred Colina

 

Uno de los ritmos musicales más elegantes alrededor del mundo llegó a Venezuela para liberar las tensiones que se viven en un país donde las preocupaciones son el pensamiento principal.

lapatilla.com | Katerín García

Todo comenzó hace seis años, bajo el nombre “Gira Tango” la iniciativa se trató, en principio, de llevar a espacios públicos de Caracas y Miranda los estilizados movimientos del tango y su musicalidad.

Gira tango – Foto Difred Colina

 

Gira tango – Foto Difred Colina

 

A pesar de que este estilo, es visto como si fuese únicamente para personas adultas… dos jóvenes venezolanos solo vieron el momento para que “raimundo y todo el mundo” se apasionara con esta danza de antaño.

El origen de este estilo musical se remonta a los 1.800 y se creó en las zonas menos favorecidas, habitadas por grupos afrodescendientes en Argentina y Uruguay.

La composición entre la armonía sonora del tango y su baile terminaron siendo una de las danzas más sensuales que se han visto, sin ser vulgar y totalmente estilizada, con terminales firmes pero delicados.

En Venezuela, no es un estilo común de escuchar en emisoras fiestas o sitios de recreación públicos, por lo tanto mucho menos se percibe normal ver a una pareja de jóvenes tangueros.

Generar un encuentro

Esa fue la idea central de “Gira Tango” siempre pensando en divertir y culturizar a los ciudadanos a través de pequeños encuentros en los diferentes municipios de la capital y el estado vecino, que luego se convirtió con ayuda del programa Busca Tu Espacio, el British Council y la Unión Europea en un encuentro nacional que también fue avalado por la Embajada de Argentina. Esto, la misma Siulhy Santander, una de las creadoras de la iniciativa, lo califica como “un boom para el momento”.

El paso del tiempo

El éxito de los primeros pasos, fue tan firme como las coreografías que presentaban en cada plaza de la ciudad, al punto de conseguir que la “comunidad tanguera” se ampliara y consolidara.

La expansión de “Gira Tango” fue apresurada, consiguió el apoyo continuo de las Embajadas de Uruguay y Argentina, logrando iniciar clases y milongas gratuitas en el Celarg de Altamira, con presencia mayormente de personas jóvenes.

 

 

Anécdotas: Protestas y megapagon

Durante las protestas del 2017 que precisamente tenían su espacio más fuerte en Altamira y sus alrededores, las milongas no se detuvieron “Nos generaba como un sentimiento de culpa porque abajo estaban luchando por el país y nosotros aquí, pero sumimos que esta también era una forma de luchar y mantener a la gente en su si, entre tanto caos” manifestó Siulhy Santander.

Asimismo, la impulsora de del movimiento nos contó “durante los apagones, recibimos llamadas de alumnos que nos decían, profe estoy llegando a Caracas, buscaré donde bañarme para ir a clases”.

Desde que el proyecto inició, en 2015, cada año las pruebas para continuar con el espacio han sido difíciles, debido al delicado contexto político venezolano, recibiendo una nueva prueba en 2020 con la llegada de la pandemia del Covid-19.

Tango y pandemia

Como en todo el mundo el coronavirus descalabró la programación de “Gira Tango”. Cancelaron shows, clases, encuentros… tiempo que fungió para reinventarse.

Siulhy, siempre acompañada por Leonel Colina, el otro fundador del proyecto, adaptaron todo el esquema a los medios digitales, dando continuidad virtual a sus actividades, pero aprovechando la apertura social en Venezuela entre “semanas flexibles y radicales” también armaron grupos (que antes eran de hasta 60 personas) de 8 personas en encuentros semiprivados tomando en cuenta las medidas de bioseguridad requeridas.

Encuentro nacional 2020

El encuentro de “Gira Tango” no se detuvo. Durante el 2020 el encuentro nacional, pasó a un plano internacional, gracias al poder de la Web; teniendo una segmentación 70% online y el otro 30 por ciento presencial.

Participaron profesores argentinos, españoles y uruguayos, brindando información de primera mano a todas esas personas que confinadas se encontraron con la curiosidad.

En total obtuvieron una audiencia repartida entre 15 países, siendo una sorpresa para los fundadores venezolanos y el objetivo de la movida es mantener la receptividad y paulatinamente retomar con fuerza los espacios para encuentros presenciales.

Sin duda, otra muestra de lo que los venezolanos son capaces de hacer, sin importar barreras, si eres joven o adulto, flexible o no o si tienes pareja, el tango es un lenguaje universal que nos permite alejarnos de nuestra vida cotidiana y ser libres, esa es la bandera que alza “Gira tango”.