Zonas económicas especiales, puerta franca para el lavado y otras delincuencias, por @ArmandoMartini

Armando Martini Pietri @ArmandoMartini

La compleja situación política y comprometida economía, son innegables, el generador de divisas y la dinámica económica, colapsó; situando al oficialismo culpable y asceta, con exiguo financiamiento internacional, ejecutando piruetas, perpetrando maromas para evadir las sanciones, a pesar de los esfuerzos entreguistas de protectores piadosos -sumisos y codiciosos- para benefactores cómplices. Más de 50 naciones libres, democráticas repudian al régimen y organismos como el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Interamericano de Desarrollo entre otros, cierran sus puertas a proyectos, créditos e inversiones.

¿Razones? coyunturales y estructurales; efectos de la pandemia, errores en las decisiones de la política económica y el robo a mansalva e indiscriminado de riquezas, han llevado a Venezuela, con las mayores reservas petroleras del mundo, amarga e irónicamente sedienta de capital, exasperada por recuperar acceso a la deuda global y a los mercados de materia prima seguida por dos décadas de transformación anticapitalista, de incompetencia y rapiña insaciable, a la quiebra del aparato productivo, industrial y comercial. Un país hambriento, enfermo, sumido en la miseria, indefenso y a merced de dirigentes manipuladores que se niegan a rendir cuenta y mienten desvergonzados. El país sufre una fractura social, ética y moral, su infraestructura se arruina, se desmorona; la vida se ha convertido en una constante lucha por sobrevivir.

En la búsqueda desesperada de patrimonio y en plena desconfianza mundial, la Asamblea ilegitima difundió la Ley Antibloqueo, confiriendo autoridad supra-constitucional al cogollo gobernante, en impúdico y sicalíptico secretismo, sin contrapeso de poderes ni exigencia legal de justificar gestión, permitiendo al Poder Público herramientas jurídicas para mitigar efectos de las sanciones. Excusa encubierta.

Se desarrolló un proyecto de Ley Orgánica sobre Zonas Económicas Especiales (ZEE), estructura organizativa, con espacios territoriales para inversiones nacionales y extranjeras a partir de estímulos fiscales, financieros, aduanales; con presupuesto independiente, desaplicando la Ley laboral, profanando la inamovilidad. Por si fuera poco, el presidente de la República, podrá establecer facilidades e incentivos adicionales, otorgándose la perversa atribución de amputar el territorio, creando una división político territorial, utilizable al poder central en contradicción a lo definido constitucionalmente. 

Área ideal para vagabunderías, en la cual todo es posible y permitido, desde una industria cualquiera para cualquier cosa pícara, ladina, hasta un comercio de lo que sea, sin olvidar, inyecciones lavadoras y fechorías varias. Un olimpo para delinquir, un paraíso de sinvergüenzas corruptos, abuso para el tráfico de influencias e impunidad para la extracción infame de los recursos naturales; anhelantes apoyos en el intento de remozar, vigorizar el fracasado e improductivo modelo endógeno chavista, y atraer finanzas que el madurismo necesita urgente para sobrevivir, usufructuar el poder y financiar al Foro de Sao Paulo, Grupo de Puebla y otros caprichos de la izquierda errática comunista. Y por supuesto, compartir dividendos con la guerrilla, el islamismo, Hezbolah, fuerzas militares, y cuanto excremento aparezca.

Los antecedentes del festejo calculado, apócrifo de pulcritud para sabandijas, alimañas y vivarachos, se fundamenta en la experiencia China, rusa, iraní, vietnamita, mexicana. Desnacionalización con cualidad excepcional para ensamblar un lavadero de dinero sucio utilizando al país para exportar prevaricaciones, medicamentos y sustancias que afectan el funcionamiento del encéfalo y provoca cambio de ánimo. 

¿Estamos o no bajo un régimen bolivariano castro-comunista, o esa armazón marxista-fascista que tiene la dirigencia en China? El avance de áreas donde quienes deseen se establezcan, estarán regidas por una reglamentación singular, que dará libertad legal y conceptos diferentes, en la cual, lo que es contrabando, allí no lo es, y lo que resulta ilegal, allí es legal.

Las zonas económicas, lesionan la soberanía nacional, están fuera del marco constitucional y otorga legalidad para profundizar en el territorio, el proceso de extracción, tutelado, defendido, vigilado y controlado desde Miraflores. Será puerta franca para la prostitución de bichos enchufados, bolichicos cómplices, alacranes pasados y presentes que ya vemos florecer. 

Con la badulaque ley, la república, su territorio y la división política sufre trascendentes cambios significativos reales, vaciando de competencias gobernaciones y alcaldías, instaurando una especie de reinado, protectorado supra constitucional, designado por la élite gobernante. El castrismo y sus amigos cohabitadores.

@ArmandoMartini