“Aguateros del Esmad”: Grupo que asiste y brinda apoyo moral a la Policía de Colombia

Aguateros del Esmad entregan refrigerios a miembros de la Fuerza Pública. / Daniela Fajardo

 

Esta claro que el paro nacional que arrancó en el país el 28 de abril, y que sigue vigente bajo manifestaciones diferentes a las marchas, se prestó para todo tipo de cosas, incluida la creación de colectivos. Ya conocíamos a la Primera Línea, que nació durante las protestas de 2019, y este año le tocó el turno a los Aguateros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Por: Infobae

Se trata de un grupo de jóvenes, en su mayoría del Centro Democrático, que decidieron apropiarse de la tendencia creada en Twitter por aquellos que no están de acuerdo con que los ciudadanos colombianos apoyen a esa rama de la Policía Nacional con alimentos, agua o incluso, cadenas de oración, al considerar a los uniformados como agentes que no tienen problema con ejercer un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes que participaron de los momentos más álgidos del paro.

Al menos así lo señala el edil de la localidad de Usaquén, en Bogotá, Julián Uscátegui, quien por medio de su perfil en Twitter señaló que “nos llaman en redes sociales los ‘Aguateros del Esmad’. ¡Que así sea! Hasta el último día de violencia, seguiremos en la calle, acompañando a nuestra héroes de la Fuerza Pública”.

 

Tomado del Twitter de Daniela Fajardo

 

El concepto lo aclara más Daniela Fajardo, la comunicadora y miembro de las juventudes de ese partido, que apareció en la misma red social señalando que “Como hemos entregado refrigerios y agua a los Policías nos han tildado como los #AguaterosDelEsmad. ¡Pues vamos a ser los aguateros del Esmad!”. Igualmente, comenta que lo hacen “porque estamos cansados de los atropellos a nuestra fuerza pública y porque decidimos unirnos para apoyarlos”.

De hecho, la joven aclaró para Infobae Colombia que si bien se apropiaron del nombre usado para criticarlos desde el 26 de mayo, la idea de dar apoyo a los miembros de la Policía Nacional nace desde el cuarto día de paro nacional, al ver que “están siendo atacados con bombas molotov, que están siendo atacados dentro de los CAI, que hay ataques sistemáticos”.

Además, explica que la intención es continuar, de una manera más organizada, con el acto de repartir agua y alimentos entre los miembros de esa institución “porque merecen respeto y merecen todo el apoyo de la ciudadanía”. De ahí que, apenas dos días después del anuncio de la iniciativa de manera formal se viera un incremento en el número de personas dispuestas a apoyar dicha causa. De acuerdo con Fajardo, en el momento son por lo menos unas 50 personas que participan voluntariamente de la iniciativa.

Con estas, agregó, han hecho presencia en lugares como el hospital de la Policía, donde visitaron a algunos de los uniformados que han resultado lesionados durante las protestas; así como las localidades de Usme, Kennedy (incluido el Portal de las Américas o de la Resistencia), Suba, Chapinero, Usaquén, Puente Aranda y Ciudad Bolívar.

 

Tomado del Twitter de Daniela Fajardo 1

 

Sobre el tema también se había pronunciado a finales de mayo el representante a la Cámara por ese partido José Jaime Uscátegui, hermano del edil, quien señaló que, “hay una juventud que destruye y otra que está dispuesta a construir. Yo me quedo con los #AguaterosDelEsmad Adelante jóvenes, pero con mucha precaución porque estamos enfrentados a criminales con piel de oveja”.

En ese sentido, Fajardo señala que si bien no todos los que protestan son vándalos, pues reconoce que un grueso de los manifestantes participan pacíficamente de la protesta, también es cierto que hay personas que sí acuden a las vías de hecho. “Estuvimos en lugares como Puente Aranda en los que algunos de los que se autodenominan de la Primera Línea han sido quienes han comenzado los enfrentamientos con la Policía, vimos cómo fueron ellos los que empezaron a lanzar bombas molotov y piedras a la Policía”. De ahí que busquen crear un sistema de apoyo.

Una cuestión que destaca en las imágenes es que todos los jóvenes que parecen hacer parte de la iniciativa están usando chaquetas verdes fosforescente con las inscripciones de “Frente de Seguridad” o “Frente 91?. No sobra mencionar que esta es una iniciativa impulsada desde finales del año pasado por el edil Uscátegui con el objetivo, precisamente, de apoyar a la Policía en cuestiones de vigilancia y seguridad de distintos barrios de la capital colombiana.

Ahora que el paro mermó, al menos en sus manifestaciones más fuertes que son las marchas, Fajardo dice que, “continuamos con nuestro grupo vigente, planteando más actividades en apoyo a la fuerza pública, porque no queremos quedarnos solo entregando refrigerios, sino hacer algo que les sirva a la Policía y a los militares a largo plazo, a sus familias, apoyar a quienes han sido víctimas de estos ataques. Queremos aportar mirando que se puede hacer con temas como reajuste salarial entre otras cosas”.

Valga recordar que en el marco del paro nacional se han registrado, según la Policía, 1.393 uniformados heridos (entre ellos 48 por explosivos incendiarios y 107 por armas cortopunzantes) y tres fallecidos, así como 118 CAI y 574 vehículos afectados. En contraste, Temblores ONG señala que las manifestaciones dejan un saldo de 4.285 denuncias de violencia policial, incluidos 1.468 víctimas de violencia física ejercida por miembros de esa institución, 70 de agresión a los ojos, 28 de violencia sexual y 43 de violencia homicida.