Moody’s: Los países del Golfo Pérsico seguirán dependiendo del petróleo por al menos 10 años más

Un empleado observa la instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019. REUTERS / Maxim Shemetov

 

Los países exportadores de petróleo del Golfo seguirán dependiendo en gran medida de la producción de hidrocarburos durante al menos los próximos diez años, ya que los esfuerzos para diversificar las economías han logrado avances limitados desde el impacto del precio del petróleo de 2014-2015, dijo la agencia calificadorea de riesgos Moody’s.

lapatilla.com

La dependencia del sector energético será la “restricción crediticia clave” para los seis países que forman el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), dijo la agencia calificadora en un informe el lunes.

“Si los precios del petróleo promedian $ 55 / barril … esperamos que la producción de hidrocarburos siga siendo el mayor contribuyente al PIB de los soberanos del CCG, la principal fuente de ingresos del gobierno y, por lo tanto, el impulsor clave de la fortaleza fiscal durante al menos la próxima década” cita Reuters

Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), es una alianza política y económica de seis países del Medio Oriente: Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein y Omán.

El petróleo y el gas representan más del 20% del producto interno bruto y al menos el 50% de los ingresos estatales para la mayoría de los países del Golfo.

Mientras tanto, los planes para lanzar nuevos sectores económicos a menudo se han superpuesto, creando competencia entre los estados del CCG y restringiendo el espacio para el crecimiento.

“Si bien esperamos que se recupere el impulso de la diversificación, se verá afectado por la menor disponibilidad de recursos para financiar proyectos de diversificación en un entorno de precios del petróleo más bajos y por la competencia dentro del CCG”, dijo Moody’s.

Parte del problema es que el contrato social entre los estados del CCG y los ciudadanos (empleo, educación gratuita y atención médica de por vida a cambio de aquiescencia política) limita la capacidad de implementar recortes de gastos o introducir impuestos.

Arabia Saudita, la economía más grande de la región, triplicó el impuesto al valor agregado el año pasado al 15% debido a la pandemia y la menor demanda de petróleo. En abril, el príncipe heredero Mohammed bin Salman dijo que se reduciría el IVA y descartó la introducción de impuestos sobre la renta de las personas físicas.

Moody’s dijo que el crecimiento no petrolero en la región está efectivamente subsidiado a través de impuestos directos nulos o muy bajos.

Es probable que los impuestos amplios basados ??en los ingresos, necesarios para reducir de manera duradera la dependencia del petróleo, se implementen solo a largo plazo, dijo.