Editorial El Nacional: Mentiras petroleras

“Nos bloquearon, nos sancionaron, nos robaron todos nuestros activos extranjeros. Sin ningún tipo de financiamiento, con nuestro propio dinero pudimos invertir lo suficiente para detener la caída y comenzar una recuperación gradual”. Son palabras del poderoso ministro de Petróleo del régimen de Venezuela.

Aunque ya se está haciendo costumbre de este editorial que el primer párrafo sea una cita de algún personero rojito, la verdad es que a veces lo que dicen estos señores es difícil de asimilar, o por mal escrito o por demasiado mentirosos. Cualquiera que lee la frase anterior sin saber nada de la debacle que ha sufrido Petróleos de Venezuela en manos de los chavistas, las últimas dos décadas, puede llegar a sentir lástima por estos pobres que han tenido que enfrentar tantos ataques.

Es como si lo que hizo el arañero al arrancarle a la industria todo su personal técnico y profesional, preparado para manejar una de las grandes empresas petroleras del mundo, fuera un mal sueño. O como si la historia de taladros que se van deteniendo uno a uno progresivamente durante los largos años del chavismo fuera mentira. O el rosario de titulares que anuncian la paralización de una, otra y otra refinería fueran espejismos.

El párrafo anterior sí que ilustra sucintamente la obra maestra del régimen, que en 20 años pulverizó, volvió polvo cósmico (como decía el autor intelectual del desastre) el activo más importante del país. Ahora que los asesores cubanos les han dicho que den entrevistas para la prestigiosa agencia Bloomberg, se afinan en las mentiras. Como el hecho de que se exprimieron los bolsillos y lograron juntar 1.200 millones de dólares para invertir en la chatarra que dejaron a ver si logran recuperar la producción a 1.500 millones de barriles diarios, es decir, la mitad de lo que se producía hace 20 años.

Y con ese datico nada más se evidencia lo que se le olvidó al ministro decirle a Bloomberg, que las sanciones comenzaron en 2017. ¿Cómo explicar entonces que solo un año antes la producción de crudo cayó 14% con respecto al año anterior? No hay espacio para ponerle todos los números, pero es importante que la gente sepa que las sanciones poco tienen que ver con este desastre.

¿Que las colas por gasolina van a desaparecer a finales de este mes? Ojalá y así sea, que llegue el gasoil, que llegue el gas. Y conste que se usa el verbo “llegar” porque no sería la primera vez que este y otros personeros mientan a la gente con eso de que van a arrancar las refinerías. Lo más probable es que sigan trayéndola de Irán.

¿Quiere el lector más prueba de que esta entrevista está llena de inventos? ¿Cuáles son los empresarios petroleros, los “clientes” que esperan en Texas y Luisiana el crudo venezolano? ¿Se van a atrever a ser sancionados también? Bastante difícil de creer.


Este artículo se publicó originalmente en El Nacional el 23 de junio de 2021