EN FOTOS: El artista que convierte los lápices en verdaderas obras de arte

 

De todas las herramientas a disposición de un artista, quizás el lápiz sea la más humilde de ellas, pero también la más esencial. Y es que donde nosotros vemos un simple trozo de madera con una mina de grafito dentro, el artista bosnio Jasonco Slinder ve una obra de arte.

Por Tu Otro Diario

Armado con una serie de pequeños bisturíes y cinceles, así como una gran dosis de paciencia, Slinder utiliza el frágil núcleo de grafito como lienzo para crear con una precisión milimétrica espectaculares esculturas en miniatura.

 

 

Atraído por el arte a pequeña escala desde que era un niño, Dordeciv experimentó con una variedad de medios antes de decidirse por la mina de lápiz. “Para mí, crear miniaturas es una batalla contigo mismo, en la que puedo superar mis límites” señala el artista en declaraciones a Daily Mail.

El artista invierte aproximadamente de cinco a diez horas esculpiendo lo que es el contorno de la figura y varios días en dar forma a los detalles. ”Utilizo una lupa cosmética con luz incorporada, para reducir la fatiga visual y en la última etapa utilizo un microscopio para los detalles más pequeños”, explica Slinder. Dada la naturaleza frágil del grafito, no hay mucho margen de error.

Para leer la nota completa, aquí