Jennifer Aniston y los secretos de su eterna juventud

Cuáles son los secretos de belleza para mantenerse espléndida a los 52 años (Grosby Group)

 

Todos quieren saber cuál es el secreto de Jennifer Aniston para mantenerse tan radiante a los 52 años. Siempre que tiene oportunidad, la actriz que sae convirtió en un ícono gracias a su interpretación como Rachel Green en la serie Friends cuenta sus máximos secretos de belleza y fitness para todos sus seguidores y fieles admiradores.

Por Infobae

En una reciente entrevista con E!, la actriz dijo que tiene una regla firme: “Sin teléfonos, sin correo electrónico, sin mensajes de texto y sin redes sociales. No mires nada de eso durante una buena hora, hora y media. Te recomiendo que lo hagas durante una semana”. Por ahí comienzan su rutina y sus máximos secretos.

Su interés por el bienestar es heredado, ya que su madre era adicta a la buena salud y a la vida sana. “Cuando era niña, no recibía ninguno de los divertidos Froot Loops o Captain Crunches o Wonder Breads. Era consumir trigo y avena, todo tipo de brotes. Mi mamá siempre fue muy consciente de la salud e hizo yoga, y así crecí “.

“Mi tipo de rebelión adolescente fue comer mala comida”, dijo. “De repente, estaba tomando lo que quería. ¡Estaba comiendo Fruity Pebbles (cereales)! Entonces comencé a notar un cambio tan significativo en la forma en que me sentía. Estaba exhausta, estaba de mal humor, mi piel estaba horrible, mi cuerpo cambió y simplemente no me gustó cómo me sentí”.

Y fue como visitó a una especialista en nutrición para comenzar a ordenarse con las comidas. La nutricionista le dijo lo que Jen ya sabía, que su dieta alimentaria era “terrible” por no ser variada. Por eso, se dio cuenta de que su mamá estaba llevándola por un buen camino.

A pesar de esa rebeldía, hoy a sus 52 años, la actriz se ha esforzado a lo largo de los años por mantener una dieta saludable para su cuerpo. “Sigo una dieta baja en carbohidratos y sin gluten con muchas proteínas y verduras. Amo el pan de arroz integral con un poco de aceite de coco y sal marina encima. Es delicioso”, dijo a htcafe en 2015.

Además de cuidar lo que come, el año pasado Aniston también le dijo a Radio Times que se ha convertido en una firme creyente de los beneficios del ayuno intermitente, por lo que no consume “nada de comida en la mañana”.

Aniston reveló que sólo toma jugos verdes y café por las mañanas y que además meditaba, hacía ejercicio y alimentaba a sus perros. La ingesta de sólidos comienza avanzado su día. Según contó la actriz, tuvo un gran éxito con el plan de alimentación, que requiere ayunar durante 16 horas al día y comer sólo durante un período de ocho horas.

Pero una vida sin sabor no es lo que busca. Aniston ama tener un día a la semana para descansar y comer lo que se le antoje: los domingos. Estos días son para disfrutar desde comida mexicana, hasta pasta.

Sin embargo, desde hace un tiempo, su vida se enfocó en un estilo holístico: “No es solo nutricional, es emocional, es espiritual. Ser realmente consciente de lo que uno pone en sus oídos, sus ojos, lo que ingiere, las redes sociales a las que entra, las noticias. Es muy crucial para nuestro bienestar“. Jen también aseguró consumir un suplemento de colágeno en polvo que según ella le da muy buenos resultados.

“Lo he estado usando durante siete años y me sentí extremadamente orgánica”, explicó. “Es algo que he usado todos los días durante mucho, mucho tiempo. Y creo en eso y me encanta. He visto los resultados, he convertido a la gente en él”.

¿Cómo lo consume? Normalmente lo mezcla con su café o con sus batidos de fruta por las mañanas –dentro de su plan 16:8 de ayuno intermitente–, para mantener la piel luminosa, fortalecer las articulaciones y los huesos, y mejorar su cabello y uñas, que son los principales beneficios que este suplemento aporta.

Me apasiona la salud y el bienestar desde hace años, pero sé que este tema puede ser abrumador, así que a través de esta campaña quiero mostrar formas sencillas de incorporar el colágeno a la vida diaria”. También explicó que, en su caso, prefiere “tomar colágeno en polvo por las mañanas o después de su entrenamiento diario”.

¿Para qué sirve el colágeno bebible?

Algunos de sus beneficios

 Favorece la elasticidad y la hidratación de la piel, así como también mejora su tono

 Reduce las arrugas

– Favorece a la cicatrización

– Ayuda a fortalecer las articulaciones, pelo y uñas

– El colágeno por sí mismo no aporta vitaminas y minerales, pero sin embargo muchos de los productos que lo tienen, suelen contener adicionados en su fórmula otros ingredientes que mejoran la efectividad como vitamina C, vitamina D y antioxidante

El colágeno bebible es un suplemento alimenticio, que ayuda a que nuestro organismo fabrique un nuevo colágeno. Por eso se lo considera un buen complemento para mejorar la elasticidad e hidratación de la piel. Como nutricionista recomiendo leer siempre la etiqueta de los colágenos, porque no todos son iguales. Por un lado, se debe prestar especial atención a la lista de ingredientes. Hay algunos que contienen un alto contenido en azúcar. Por otro lado, si bien todos dicen tener colágeno, pueden no tenerlo en la concentración necesaria o bien poseen un peso molecular inadecuado, haciendo que no se absorba correctamente”, advirtió a Infobae la nutricionista Emilia Berni (MN 8185).

Su ingesta provoca un estímulo para la generación de nueva proteína que se ve reflejada en un incremento de la síntesis de colágeno en el organismo. No hay ninguna evidencia científica que haya encontrado efectos adversos hasta el momento. “El colágeno bebible no tiene contraindicaciones pero no debe ser consumido por personas alérgicas a alguna proteína animal, embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, ni niños menores de 12 años. Es importante que siempre sea indicado por un profesional”, contó la nutricionista.

Por último, en una entrevista con InStyle en 2012, la también productora explicó que se ejercita la mayor parte de la semana. “Hago ejercicio casi todos los días, al menos cinco o seis días a la semana. Hago 40 minutos de cardio: giro, carrera, elíptica o una combinación de los tres. Luego hago pilates un día a la semana, y además hago yoga, tres días a la semana. Intento mezclarlo”, reveló.

“Me llevo pesas de ocho libras cada vez que me alojo en un hotel. Siempre es bueno hacer ejercicios para los brazos cuando miras televisión o hablas por teléfono. También me encanta estirarme antes de irme a la cama, y normalmente hago un par de abdominales”, agregó.

Pero, según lo que le explicó a la revista Well+Good hace dos años, la clave también está en no acostumbrar al cuerpo a unos cuantos tipos de ejercicios, sino hacer variaciones para mantener al cuerpo “confundido”.

“Hago esta clase de spin-yoga durante media hora y luego hacemos yoga durante 40 minutos. Eso es bastante intenso. Luego voy a un gimnasio, donde hago entrenamiento de fuerza o simplemente lo mío en la cinta, la bicicleta o la elíptica, solo para cambiar las cosas. Mantener tu cuerpo confundido es siempre la clave para mí […] Y es realmente bueno hacer sprints, entrenar a intervalos, porque es monótono hacer un ritmo”, declaró.