Director del FBI instó a las empresas a evitar pagar rescates a los piratas informáticos

Christopher Wray testifica ante el Subcomité de Asignaciones de Comercio, Justicia, Ciencia y Agencias Relacionadas del Senado en el Capitolio, Washington (EE.UU.), el 23 de junio de 2021.
Sarah Silbiger / Reuters

 

El director del FBI, Christopher Wray, ha instado a las empresas públicas y a otras víctimas de la piratería informática a evitar pagar un rescate, según lo declaró este miércoles ante un panel de asignaciones del Senado de EE.UU., informa Reuters.

Por RT

“En general, desalentaríamos el pago del rescate porque fomenta más de estos ataques y, francamente, no hay garantía alguna de que vaya a recuperar sus datos”, explicó Wray, indicando que, en su opinión, el hecho de ceder a sus exigencias podría envalentonar a los ciberdelincuentes para intensificar futuros ataques.

Ataques de ‘ransomware’

Asimismo, afirmó que la agencia de investigación criminal que encabeza está viendo ataques de ‘ransomware’ (‘programa de chantaje’, en inglés) cada vez más sofisticados, detallando que los ladrones cibernéticos han estado exigiendo mayores sumas de dinero.

“Hemos visto el volumen total del dinero pagado, creo que se triplicó durante el último año”, aseveró Wray.

Por ello, asegura que las empresas y los gobiernos municipales que se convierten en víctimas de ataques de ‘ransomware’ deberían considerar la posibilidad de acudir al FBI lo antes posible y no esperar.

“Clave de descifrado”

“Cuando lo hacen, hay todo tipo de acciones que podemos llevar a cabo”, continuó Wray. “A veces, a través de otros trabajos que hemos realizado, es posible que tengamos la clave de descifrado y podamos ayudar a la empresa a desbloquear sus datos sin tener que pagar el rescate”, añadió.

El pasado 7 de mayo fue objeto de un ataque cibernético Colonial Pipeline, que suministra el 45 % de los combustibles, incluida gasolina y diésel, a la costa oriental de EE.UU. Esto provocó un déficit y disparó el precio de la gasolina.

Unos días después el presidente ejecutivo de Colonial Pipeline, Joseph Blount, confirmó que la compañía había pagado 4,4 millones de dólares a unos ‘hackers’ para desbloquear sus sistemas de transporte de combustibles paralizados, de los cuales el Departamento de Justicia de EE.UU. logró recuperar en criptomonedas el equivalente a 2,3 millones de dólares.