Inmigrantes neoyorquinos viajaron a Washington para exigir rapidez en el plan de ciudadanía

Diario NY

 

El mismo día que el presidente Joe Biden confirmó que había logrado un acuerdo bipartidista para poner el acelerador  al proyecto económico de infraestructura de $1,2 billones de dólares, cientos de miembros de las comunidades de inmigrantes de Nueva York y dirigentes de la organización de Make the Road Nueva York se unieron a la gran concentración denominada “Nosotros no podemos esperar”, que reunió en los alrededores del Capitolio en Washington D.C, a trabajadores excluidos, activistas por los desempleados y defensores de los inmigrantes.

Por: Diario NY

Nueva York sumó su voz este jueves a más de 5,000 manifestantes que exigieron al Congreso actúe con rapidez sobre los planes de ciudadanía para todos, la justicia climática, la atención en áreas de la salud y oportunidades empleos, dentro del contexto de la Ley de Infraestructura que finalmente empieza a ver luz verde en Washington.

“Siempre el país ha dependido de enfermeras, trabajadores agrícolas y de supermercados, conductores de transporte y todos los esenciales, especialmente en el último año. No más palabrería, ¡necesitan ciudadanía!“, gritaron manifestantes en las cercanías del Capitolio.

El plan de Infraestructura tiene como objetivo declarado crear “millones” de puestos de trabajo y enfrentar a China en el escenario económico mundial. Además de luchar contra el cambio climático.

La primera fase del programa ‘Reconstruir mejor” implica inversiones que se extenderían a lo largo de ocho años y se financiarían con un aumento del impuesto a la renta empresarial del 21 por ciento actual al 28 por ciento. Pero los trabajadores esenciales que siguen poniendo su hombro durante la pandemia no quieren quedar nuevamente por fuera de estas inversiones.

!No más palabrería! !Necesitan ciudadanía! gritaban manifestantes en Washington. /Foto Cortesía-MTRNY)

“Sueños en suspenso”

Además del tema de oportunidades de empleo, la exigencia de las organizaciones se extendió en un tono más alto al tema migratorio.

 

La residente de Nueva York, Anahi Ortiz comparte que se integró a esta concentración aduciendo que sus “sueños están en suspenso” hasta que el Congreso y el presidente Biden cumplan sus promesas y garanticen protecciones permanentes para quienes aspiran legalizar su situación migratoria.

“Pude enviar mi solicitud de DACA por primera vez, pero se trata apenas de un solo un programa temporal. Todos deberíamos poder permanecer juntos con nuestros seres queridos y sin la amenaza de la deportación sobre nuestros hombros. Un alivio de inmigración debe ser incluido en este plan de infraestructura . Nos unimos a esta concentración para enviar un mensaje claro: no podemos esperar más”, destacó Ortiz.

La motivación de Anahi se mezcla con la de activistas de todo el país que reclaman que esta inversión multibillonaria tenga efectos reales en poblaciones vulnerables, que mueven la economía del país y han sufrido por años tratando de legalizarse en el país.

Las 5 peticiones:

  • El  camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes en el país, incluido un camino acelerado para los trabajadores esenciales, los de Acción Diferida de Llegados en la Infancia (DACA) y titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS) a través de cualquier medio posible, incluida la reconciliación.
  • La creación de millones de empleos bien pagados en medio del contexto de justicia climática para hacer que las comunidades sean más saludables, por la inversión en la infraestructura verde necesaria para reducir la contaminación climática a la mitad para 2030. Y hacer la transición de los combustibles fósiles.
  • La construcción de una infraestructura de atención permanente que sea totalmente inclusiva para los trabajadores de la salud y sus familias, asegurándoles poder económico a través de salarios familiares sostenibles.
  • La expansión de Medicare para brindar atención de calidad y asequible para todos, incluida la reducción del alto costo de los medicamentos recetados, la atención domiciliaria y comunitaria y las protecciones en el trabajo.
  • Una inversión real en buenos trabajos sindicales que apoyen a familias vulnerables, un compromiso con el seguro de desempleo  para cerrar la brecha de los trabajadores que fueron desplazados durante la pandemia.

Efecto en NY

  • 500,000 inmigrantes indocumentados se calcula que residen en la Gran Manzana.
  • 5 millones de inmigrantes indocumentados entrarían en la denominación de “esenciales” en todo el país, especialmente miles de trabajadores agrícolas y de la industria de la alimentación, mantenimiento, transporte y servicios vitales en general.
  • 1.2 millones de trabajadores de Nueva York siguen excluidos de recibir ayuda por desempleo, cheques de estímulo y otros programas de ayuda financiera.
  • 265,000 trabajadores sin papeles, quedaron desempleados la Gran Manzana en el pico de la crisis pandémica que se inició el pasado mes de marzo de 2020.