Macron defiende un diálogo “exigente y ambicioso” con Rusia

El presidente de Francia, Emmanuel Macron. REUTERS / POOL NEW.

 

El presidente francés, Emmanuel Macron, defendió hoy la apertura de un “diálogo exigente y ambicioso” entre la Unión Europea (UE) y Rusia para resolver las “diferencias” entre ambas partes.

Macron se pronunció así sobre una propuesta franco-alemana de retomar los contactos de alto nivel con el Kremlin, en el marco de la discusión sobre Rusia que tienen previsto abordar los líderes de la UE en la primera de las dos jornadas de cumbre presencial que comenzó este jueves en Bruselas.

“Tenemos que hablar, incluso de lo que no estamos de acuerdo, por tanto necesitamos coordinación de los europeos, unidad de los europeos, definición de los cinco principios y diálogo exigente para tratar de buscar vías y resolver nuestras diferencias”, dijo Macron a la prensa, cuya presencia en una cumbre se ha permitido forma muy limitada por primera vez desde la pandemia.

Los cinco principios a los que se refiere el jefe de Estado francés son la total implementación de los acuerdos de Minsk para pacificar Ucrania, unas relaciones más fuertes con los vecinos del Este, reforzar la resiliencia de la UE, comprometerse selectivamente con Moscú en asuntos de interés comunitario y los contactos entre pueblos para apoyar a la sociedad civil rusa.

“Deseo que podamos, con una verdadera coordinación europea y una unidad europea, tener ese diálogo exigente y ambicioso”, insistió Macron.

El jefe de Estado francés estimó que los Veintisiete “no pueden seguir razonando de una manera puramente reactiva” frente a Rusia, por eso defiende un “diálogo exigente” con el fin de “defender nuestros intereses como europeos” y garantizar “la estabilidad del continente”.

Como argumento de ese planteamiento, Macron citó la cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, para volver a entablar ese diálogo, al tiempo que reiteró la importancia de que los europeos lo hagan de manera unida.

Fue el mismo ejemplo que puso a su llegada a la cumbre la canciller alemana, Angela Merkel, para defender que los jefes de Estado y de Gobierno tienen que abordar cómo “crear formatos de diálogo” con Rusia, porque “la mejor forma de solucionar el conflicto (…) es hablando el uno con el otro”.

La propuesta franco-alemana se añade al debate “en profundidad”, según fuentes comunitarias, que se espera hoy sobre las tensas relaciones con Rusia sobre la base de una propuesta elaborada por el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, junto a la Comisión Europea, para intentar encauzarlas manteniendo la presión para que Moscú desista de sus desafíos.

Al presentar ese informe la semana pasada, Borrell vio el deterioro de las relaciones con Rusia como el escenario “más probable”.

La UE mantiene una difícil relación con Moscú desde 2014, por su implicación en el conflicto separatista en el Este de Ucrania y su anexión ilegal de Crimea, que le ha llevado a imponer sanciones de diversa índole, también económicas, que renueva cada seis meses.

EFE.