Mientras los ciudadanos de Portuguesa mueren por falta de oxígeno, el gobernador chavista está en campaña

Rafael Calles, imagen cortesía

 

 

Esta semana el estado Portuguesa se autodeclaró en emergencia sanitaria ante la falta de oxígeno y otros insumos para tratar el COVID-19. Es injusto que en días pasados el ilegítimo Gobernador Rafael Calles apareciera en los medios del estado asegurando que tuvo 4 médicos y 2 enfermeras a su disposición personal para enfrentar el Covid-19, mientras que la ciudadanía muere en sus casas y hospitales porque no hay insumos ni recursos para enfrentar la pandemia, declaró María Oropeza, Secretaria Política de la organización Vente Venezuela en el estado Portuguesa.

Así mismo, Oropeza asegura que no existe ningún tipo de planificación sanitaria para evitar los contagios, no es posible que los centros de salud de otros municipios no cuenten con salas adecuadas para atender la emergencia que se viva con el Covid-19. Los hospitales no tienen los tratamientos anticoagulantes y ni las CPAP para el oxígeno, ni los procedimientos para doble flujo.

Los ambulatorios no tienen ni vitaminas, ni antivirales o inmunosupresores, ni antibióticos de acción respiratoria, ni siquiera algo tan básico como agua y jabón, aseveró.

Además, expresó que las medidas tomadas por Nicolás Maduro y Rafael Calles no resuelven en nada la situación crítica que se vive bajo la pandemia, lo único que proponen es cuarentena radical, cuando está más que demostrado que encerrarnos no es suficiente para evitar los contagios; nos encierran porque no hay gasolina, nos encierran porque no hay transporte, nos encierran porque no hay oxígeno ni insumos médicos, encierran a la ciudadanía para que no se queje, mientras ellos están en mítines políticos y campañas electorales.

También aseguró que esta crisis no comenzó con la pandemia, la cual solo agravó lo que ya se vivía en el territorio venezolano, tenemos años denunciando que vivimos una crisis humanitaria sin precedentes, y que a este régimen no le interesa la vida de nadie, solo la de ellos mismos, por eso nos condenan a morir de hambre encerrados o salir y correr el riesgo de contagiarnos sin contar con recursos para enfrentar este terrible virus.

Finalmente, agradeció la labor que realiza el personal de salud en los centros hospitalarios y pidió ayuda a la comunidad internacional para evitar más muertes en Portuguesa y Venezuela, nuestros médicos y todo el personal de salud son héroes, se enfrentan a esta pandemia aun cuando no cuentan con equipos de bioseguridad, y cuando obtienen sueldos miserables de apenas 2$ al mes.

Es urgente que la Comunidad Internacional pongan los ojos sobre Venezuela y ayude a nuestros médicos y paciente que mueren por culpa de la indolencia de un régimen criminal que incluso ha convertido las vacunas en un paquete de privilegios y corrupción. No dejemos morir a los portugueseños y venezolanos.”

Vente Portuguesa seguirá protestando y denunciando dónde sea que haga falta, e insta a la ciudadanía a cuidarse pero jamás callarse ante las injusticias de la Tiranía.

Nota de Prensa