Reportaron cuatro argentinos desaparecidos tras el derrumbe de un edificio en Miami

Imágenes del edificio derrumbado (Opy Morales)

 

La Cancillería informó que hay cuatro argentinos desaparecidos luego del derrumbe de un edificio en Miami. Son un cirujano, su pareja y la pequeña hija de ambos, precisaron fuentes diplomáticas. El cuarto adulto buscado no fue identificado.

Por Infobae

La zona donde se produjo la tragedia, en Surfside, es habitualmente visitada por argentinos. A pocas cuadras de allí se encuentra un área conocida popularmente como Little Buenos Aires por la cantidad de argentinos que residen allí y por la presencia de restaurantes y locales vinculados a las tradiciones del Río de la Plata.

Rodrigo, un residente que vive en la zona, aseguró en diálogo con el canal de noticias TN que hay tres argentinos amigos suyos que se hospedaban en el edificio colapsado. También contó que los actores Gimena Accardi y Nicolás Vázquez estaban alojados en el complejo, pero se salvaron de milagro porque habían ido a cenar. Fuentes diplomáticas confirmaron la versión.

Accardi publicó en sus redes sociales: “Estamos bien, muchas gracias por preocuparse”.

El residente explicó que la pareja de artistas había acudido a Miami para formar parte de un proyecto relacionado a los medios en el condado vecino de Broward.

Durante el relato, Rodrigo explicó que el derrumbe los encontró a Vázquez y a Accardi en el ascensor, a la altura del lobby del edificio: “Me contaron que se subieron al ascensor. Sintieron el ruido. Ahí Gimena le dijo a Nico, salite del ascensor. Y después ocurrió todo. Gimena se hizo un chichón, tiene un huevo en la cabeza. Fueron por sus propios medios a atenderse a un hospital cercano y ahora ya están descansando en un lugar seguro”, explicó el residente.

Rodrigo afirmó que los actores perdieron su pasaporte y todas sus pertenencias a raíz del derrumbe y también aportó el dato de que en ese mismo departamento fue donde Santi Maratea gestionó el comienzo de la campaña solidara para ayudar a Emmita, la bebé de entonces 7 meses que padece Atrofia Muscular Espinal y necesitaba comprar un medicamento muy caro para su tratamiento.

A su vez, el mismo empresario Rodrigo aseguró que en la noche del miércoles, cerca de las 21 estuvo cenando con la pareja de amigos y la niña argentinos que se encuentran desaparecidos. De hecho, afirmó que el departamento en el que se hospedaban eran de la propiedad de este residente.

“Ellos nos vienen a visitar todos los años. Llevaban un mes y medio acá y se estaban quedando en casa. Pero tuvieron la mala suerte de decirme ‘queremos quedarnos en el departamento de la playa’ y pasó lo que pasó”, relató Rodrigo.

El empresario contó que posee dos departamentos en ese edificio desde hace 22 años y que se enteró la noticia en medio de la madrugada por comentario de un amigo.

“Yo me enteré por un amigo, que me dijo por un mensaje de texto ‘Algo pasó, algo pasó’. Ahí me comunico con una amiga que vive en un edificio aledaño y ella me muestra un tweet donde se veían las imágenes del derrumbe”, afirmó.

Rodrigo afirmó que en los últimos meses se estaban realizando refacciones en diferentes partes del edificio y resaltó un problema de inundaciones en uno de los garages del lugar.

“Se estaban reparando el techo del edificio y los aires acondicionados. Yo sé que el garage estaba con una inundación. Puede ser que haya habido algún tipo de rajadura que haya horadado el hormigón”, explicó.

Por su lado, otra ciudadana argentina que vive a cuatro cuadras del lugar del desastre, llamada Alicia Franchisena, detalló que cada 40 años, las autoridades de condado ordenan controles estrictos de seguridad en todos los edificios de la ciudad.

“Yo alquilo departamentos. Acá está todo muy regulado, a los 40 años se hace una inspección muy rigurosa de toda la estructura. Este edificio es del año 1981 y justo este año se cumplían los 40 años. Estimo que no se hizo el estudio que correspondía”, aseguró, en declaraciones a Radio Continental.

La mujer, nacida en Córdoba, aseguró desenvolverse en el rubro inmobiliario y destacó que el precio de los departamentos del edificio derrumbado oscila entre los 650 mil y los 3 millones de dólares.

“Es muy extraño que pase algo así acá porque los controles de seguridad de los edificios son muy estrictos”, añadió.

Además, advirtió que el personal del Community Center de Surfside desplegó un operativo inmediato para alojar en hoteles cercanos a los residentes de los edificios aledaños, por temor de los especialistas a un posible nuevo derrumbe.