Cómo fueron las últimas horas de McAfee en prisión antes de su muerte

Foto archivo: JOE RAEDLE / AFP

 

El creador del antivirus McAfee, John McAfee, fue hallado muerto ayer en su celda en la prisión de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). El mismo día por la mañana había recibido la notificación por parte de la Audiencia Nacional que le concedía su extradición a EEUU, según fuentes penitenciarias. La decisión del tribunal se podía recurrir aún, y la pena máxima a la que se exponía en Estados Unidos por evasión fiscal no superaba los cinco años de prisión, según el auto del tribunal. A las seis de la tarde, los trabajadores de la prisión encontraron a McAfee, de 75 años, colgado en su celda. La hipótesis de la policía es que se suicidó.

Por El País

McAfee llevaba casi nueve meses encarcelado en Cataluña. Entró el 4 de octubre de 2020, cuando la Policía Nacional le detuvo acusado de evasión fiscal en Estados Unidos. En ese tiempo en prisión, según fuentes penitenciarias, su comportamiento fue ejemplar. No causó un problema ni tenía sanciones disciplinarias. “Un preso por delitos económicos con una vida absolutamente normal”, cuentan fuentes penitenciarias.

Tampoco se le habían detectado conductas suicidas, por lo que no se le aplicaba ningún protocolo específico, indican esas mismas fuentes, algo que el Departamento de Justicia no ha confirmado. Las personas con tendencias suicidas deben estar acompañadas 24 horas, con otro interno, para evitar que puedan llevarlas a cabo. En el caso de McAfee, compartía celda con otra persona, pero no estaban en todo momento juntos.

El miércoles por la mañana se le notificó la decisión de la Audiencia Nacional a McAfee. El tribunal, después de la petición de la Fiscalía, acordaba su extradición a Estados Unidos por evasión fiscal durante los ejercicios de 2016, 2017 y 2018. No tenía en cuenta ninguno de sus alegatos, que se basaban principalmente en repetir que la causa era una “persecución política” por su “militancia” en contra del sistema tributario estadounidense, que consideraba corrupto. “No existe prueba acreditativa de que tal cosa pudiese estar sucediendo”, sostiene la Audiencia, que asegura que no importan las “motivaciones internas” de McAfee para no haber presentado la declaración de la renta en ninguno de esos años.

Para leer más, ingresa aquí