Acusan a Biden de “racismo” por decir que los hispanos no se vacunan por “miedo de ser deportados”

Diario NY

El presidente Joe Biden recibió ayer una tormenta de críticas y acusaciones de “racismo”, después de afirmar el jueves que las personas “latinx” se han inmunizado en menos proporción anti COVID-19 porque “les preocupa que las vacunen y las deporten”.

Por: Diario NY

“Básicamente afirmó que todos los hispanos en el país son inmigrantes ilegales”, escribió un usuario anónimo en Twitter. “A Joe Biden no se le ocurre que decenas de millones de latinos son ciudadanos estadounidenses”, comentó el ex director de comunicaciones de la también polémica campaña “Trump 2020”, Tim Murtaugh.

 

El mandatario de 78 años hizo la afirmación sorprendente en Carolina del Norte después de que ya había confundido a los aviadores de Tuskegee, los heroicos pilotos afroamericanos de la Segunda Guerra Mundial, con las víctimas del infame estudio de sífilis Tuskegee que duró décadas, acotó New York Post.

Hay una razón por la que ha sido más difícil hacer que los afroamericanos, inicialmente, se vacunen”, dijo Biden en el evento de Raleigh, parte de un “mes de acción” para aumentar las tasas de vacunación antes del venidero feriado del 4 de julio. “Porque están acostumbrados a experimentar con los Tuskegee Airmen y otros. La gente tiene recuerdos. La gente tiene una larga memoria”.

También es muy difícil vacunar a los latinos. ¿Por qué? Les preocupa que sean vacunados y deportados”, agregó. El comentario se volvió viral rápidamente en medio de la indignación en línea.

 

En su discurso de promoción de vacunas, Biden también se refirió al costo de vidas estadounidenses causadas por el coronavirus, incluyendo en un listado comparativo a una supuesta guerra de EE.UU. “en Irán” que nunca sucedió.

La aparente cadena de errores ocurrió el jueves luego de otra extraña situación horas antes en la Casa Blanca, donde la vice presidenta Kamala Harris le recordó al oído a Biden frente a la prensa que no olvidara mencionar la tragedia del derrumbe dramático de un edificio residencial en Miami Beach, mientras él anunciaba haber alcanzado un billonario acuerdo bipartidista de infraestructura.

Que Joe Biden afirme que los latinos no quieren vacunarse porque les preocupa ser deportados es tan racista como parece”, insistió otra persona en Twitter, mientras que otro usuario calificó el episodio como “racismo casual del presidente”.

Muchos además estuvieron en desacuerdo con el uso de Biden del término “Latinx”, que una encuesta del Pew Research Center en agosto pasado mostró que casi nunca lo usa la comunidad hispana que se supone refleja.

“Solo el 3 [por ciento] de los hispanos usa el término ‘latinx’ y el 76 [por ciento] nunca ha oído hablar de él”, tuiteó ayer Marc Thiessen, ex redactor de discursos del presidente George W. Bush, citando los datos de Pew. “Es un término que los blancos les han impuesto en contra de su voluntad, que es racista”.

Los Demócratas “Insisten en referirse a nosotros con una palabra que el 97% de nosotros no usamos, y ahora, aparentemente, incluso si usted es hispanoamericano, el presidente Biden cree que está aquí ilegalmente”, tuiteó Michele Pérez Exner, coordinadora de comunicaciones del líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R).

Al momento, la Casa Blanca no ha reaccionado a la lluvia de críticas a los deslices de Biden el jueves. A sus 78 años, es el mandatario de más edad en llegar a la Casa Blanca y ya desde la campaña presidencial que inició en 2019 se hizo famoso por supuestos desvaríos y lapsus verbales que han llevado a muchos a cuestionar su salud mental. La lista incluye polémicas con las comunidades afroamericana y asiática.

También ayer el presentador de podcasts Joe Rogan avivó la polémica al renovar sus críticas al presidente, diciendo que no es un “líder real”, en referencia al episodio de la vice presidenta Harris susurrándole al oído a Biden para supuestamente “refrescar” su memoria en una rueda de prensa en la Casa Blanca. “Todo el mundo sabe que está loco”, afirmó Rogan durante un segmento con la comediante Iliza Shlesinger, reportó Daily Reuters.