Paraguay condena “enérgicamente” el atentado contra Iván Duque

El canciller de Paraguay, Euclides Acevedo. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo

 

 

 

El Gobierno paraguayo expresó su “más enérgica condena” por el ataque que sufrió el helicóptero en el que viajaba el presidente de Colombia, Iván Duque, que salió ileso, cuando se disponía a aterrizar en la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

“El Gobierno de la República del Paraguay expresa su más enérgica condena al atentado terrorista contra el Presidente de Colombia, Iván Duque, y comitiva. Asimismo, hace llegar al Presidente Duque las expresiones de solidaridad y apoyo”, publicó la Cancillería en sus redes sociales.

Tras el aterrizaje, Duque confirmó que el helicóptero recibió disparos y calificó el hecho como un “atentado cobarde”.

“Tanto el dispositivo aéreo como la capacidad de la aeronave evitaron que ocurriera algo letal. Lo cierto es que es un atentado cobarde donde se ven impactos de bala en la aeronave presidencial”, manifestó el presidente en Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander.

El presidente detalló que en la aeronave también viajaban los ministros de Defensa, Diego Molano, y del Interior, Daniel Palacios, además del gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, y todos salieron ilesos.

El presidente estuvo este viernes en Sardinata, donde presentó avances del programa “Paz con legalidad” relacionado con la implementación del acuerdo firmado en noviembre de 2016 con la guerrilla de las FARC.

En la convulsa región del Catatumbo tienen presencia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN); un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno como una banda criminal; disidentes de la extinta guerrilla de las FARC y grupos narcotraficantes que se enfrentan por el control territorial.

El atentado fue rechazado de inmediato por políticos de diferente signo, como el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, o el senador de izquierdas Iván Cepeda, uno de los principales opositores de Duque.

EFE