Bombardeos de EEUU contra milicias apoyadas por Irán en frontera entre Irak y Siria

El secretario de Defensa de EE. UU., Lloyd Austin, habla durante una sesión informativa en el Pentágono, en las afueras de Washington. AP

 

 

El Pentágono anunció el domingo que había llevado a cabo ataques aéreos selectivos contra “instalaciones utilizadas por grupos de milicianos respaldados por Irán” en la frontera entre Siria e Irak, que, según dijo, fueron autorizados por el presidente Joe Biden tras ataques contra intereses estadounidenses.

“Siguiendo las instrucciones del presidente Biden, las fuerzas militares estadounidenses han llevado a cabo esta noche ataques aéreos defensivos de precisión contra instalaciones utilizadas por grupos de milicianos respaldados por Irán en la región fronteriza entre Irak y Siria”, dijo el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, en un comunicado, en el que añadió que los bombardeos se producen tras los “ataques de grupos respaldados por Irán contra intereses estadounidenses en Irak”.

A continuación, el comunicado íntegro:

“Bajo la dirección del presidente Biden, las fuerzas militares estadounidenses a principios de esta noche llevaron a cabo ataques aéreos de precisión defensivos contra las instalaciones utilizadas por los grupos de milicias respaldados por Irán en la región fronteriza entre Irak y Siria. Los objetivos fueron seleccionados porque estas instalaciones son utilizadas por milicias respaldadas por Irán que están comprometidas en ataques con vehículos aéreos no tripulados (UAV) contra personal e instalaciones estadounidenses en Irak. Específicamente, los ataques estadounidenses tuvieron como objetivo instalaciones operativas y de almacenamiento de armas en dos lugares en Siria y un lugar en Irak, ambos cerca de la frontera entre esos países. Varios grupos de milicias respaldados por Irán, incluidos Kata’ib Hezbollah (KH) y Kata’ib Sayyid al-Shuhada (KSS), utilizaron estas instalaciones.

Como lo demostraron los ataques de esta noche, el presidente Biden ha dejado claro que actuará para proteger al personal estadounidense. Dada la serie de ataques en curso de grupos respaldados por Irán contra los intereses estadounidenses en Irak, el presidente dirigió nuevas acciones militares para interrumpir y disuadir tales ataques. Estamos en Irak por invitación del Gobierno de Irak con el único propósito de ayudar a las Fuerzas de Seguridad iraquíes en sus esfuerzos por derrotar a ISIS. Estados Unidos tomó las medidas necesarias, apropiadas y deliberadas diseñadas para limitar el riesgo de escalada, pero también para enviar un mensaje disuasorio claro e inequívoco.

Como cuestión de derecho internacional, Estados Unidos actuó de conformidad con su derecho a la legítima defensa. Los ataques fueron necesarios para hacer frente a la amenaza y tenían un alcance limitado. Como cuestión de derecho interno, el presidente tomó esta medida de conformidad con su autoridad del Artículo II para proteger al personal estadounidense en Irak “.

Con información de AFP