William Anseume: No podemos hacernos los locos ante la violencia del régimen en Guaicaipuro y Miranda

 

 

 

El coordinador de Vente Venezuela en el municipio Guaicaipuro, William Anseume, insiste con el tema de la violencia en la entidad:

“No conformes con que Miranda sea el estado de mayor violencia en el país, según el Observatorio Venezolano de la Violencia, ahora Javier Tarazona indica ante la Fiscalía que aquí mismo en Guaicaipuro, en Cecilio Acosta, en Monte Claro, está la casa protegida por el régimen donde funciona en Miranda la guerrilla colombiana. ¿Esto no lo saben los funcionarios del régimen del terror? O sea, lo saben Fundaredes y Tarazona y no lo sabe el régimen? Claro que sí. Operan aquí con apoyo oficial. Sumemos esto a las operaciones supuestamente policiales que matan ciudadanos a diestra y siniestra, al desborde del hampa, a criminales armados por doquier en Guaicaipuro y Miranda que andan y actúan libremente. La violencia y el crimen son respaldados desde el poder que además deja actuar a los delincuentes a su antojo y desprotege a los ciudadanos, lo que sería su labor en un país democrático y libre”.

Continuó Anseume para cerrar: “¿Unas elecciones ratificadoras del régimen acabarán con este problema? Para nada. Tampoco con ninguno otro de los problemas inmensos que sufre la ciudadanía. Esas elecciones son maquillaje para el accionar del régimen despótico. No podemos hacernos los locos con la violencia en Guaicaipuro y Miranda. La presencia de la guerrilla en nuestro territorio debe ser erradicada. Ya vimos la actuación contra el presidente Duque de Colombia. Lo de Apure. Que operen aquí es criminal e inadmisible. Venezuela requiere libertad y democracia para erradicar el crimen, la violencia y la guerrilla. Ponerle un muro de contención definitiva solo es posible erradicando en principio al régimen criminal que los apoya, que no genera un plan de desarme, de ataque a la violencia y al crimen. Parece un pacto entre panas. La violencia, el crimen, la guerrilla solo pueden ser controlados y exterminados bajo un gobierno democrático, con militares efectivos que cumplan su deber sin cortapisas políticas, con un país de libertades y de verdadera justicia”.